14
Oct
10

Moisés Molina: “Se ha perdido la rigurosidad en el periodismo”

Moisés Molina (Vancouver, 1967) no es un periodista convencional. Es de esos que se han hecho a sí mismos (aunque suene a tópico) en la redacción más que en las clases, y cuyos libros de texto fueron las revistas deportivas de los 80. Canadiense de nacimiento, y español de adopción, ha crecido viendo a los grandes del periodismo deportivo norteamericano, y los ha adaptado a su forma de contar el deporte. Va a cumplir 15 años en Digital+, gran escuela de periodistas como Carlos Martínez, Antoni Daimiel o Miguel Ángel Calleja, y es allí donde ha narrado las cuatro grandes ligas profesionales americanas: la NBA de baloncesto, la NFL de fútbol americano, la NHL de hockey sobre hielo y la MLB de béisbol. Puede presumir de ser el único periodista de España en haber conseguido este grand slam, aunque sigue siendo con el hockey con el que más disfruta.

En ‘The Hail Mary’ conseguimos contactar con él gracias, entre otros, a Willy Bistuer, y él ha estado muy simpático respondiendo todas nuestras preguntas. En principio la entrevista era para una asignatura de la universidad, pero no ha puesto pegas en que se colgara aquí también. Un crack, vamos. Aquí tenéis la entrevista, y un link para que veáis un poco de su trabajo. Aparece explicando la nueva temporada de la NHL.

 

Moisés Molina, en un estudio de Digital+.

 

Pregunta. ¿Cómo fueron sus inicios en esto del periodismo?

Respuesta. Para serte sincero, no soy el mejor ejemplo. Yo soy periodista por vocación, por empeño mío. Llegué a España con 14 años, me convalidaron lo que tenía hecho en Canadá por el graduado escolar y rápidamente me puse a trabajar en algo que no era periodismo, pero siempre me mantuve en contacto con el deporte americano. En aquella época no existía ni internet ni los medios que hay ahora, y todo el dinero de la paga me lo gastaba en suscripciones a “Sports Illustrated” y a “Sporting News”, por mencionarte dos revistas. También gracias a la radio de la base de Torrejón me mantuve al día con lo que ocurría en cuanto a deportes en Norteamérica. A comienzos de los 90 me enteré de que Canal+ iba a tener su apertura por satélite en Canal Satélite Digital, y que compraba los derechos de las cuatro Majors. Yo me presenté un buen día allí en la Torre Picasso, que es donde estaba antes, y más o menos les dije que yo era su hombre, lo que buscaban (risas). Que al menos en hockey sobre hielo no necesitaban buscar más. Me dijeron: “Ah, ¿sí? Pues demuéstralo”, y me pusieron unos microcascos y una cinta de un partido de hockey. Nunca se me olvidará, era la final de la Stanley Cup de 1996 entre los Colorado Avalanche y los Florida Panthers. Retransmití un minuto y medio y me dijeron que vale, que ya me llamarían. Y efectivamente, me fui ese verano a Canadá, volví de Canadá de vacaciones y tenía un mensaje en el contestador, me llamaron y empecé a hacer hockey sobre hielo. De ahí comencé a hacer traducciones de guiones para programas, a partir de ahí empecé a hacer alguna narración suelta para la NFL, y el resto es historia.

P. Lo prioritario en su caso fueron los deportes, tenía claro que quería dedicarse a deportes más que al periodismo.

R. Sí, de hecho convertí mi hobby en mi profesión, se puede decir eso.

P. ¿Es verdad que cuanto más periodista te haces, menos fan eres? ¿Hay que perder un poco la pasión?

R. En el caso del hockey no me ha sucedido eso. Sigo siendo igual de apasionado que el primer día. En el caso del fútbol americano, quizás porque mi conocimiento, evidentemente, no es como el que tengo de hockey hielo, no conozco los entresijos del deporte como mi compañero Andrea Zanoni y me dedico más a la narración, y a ponerle pasión. No sin tener que informarme y documentarme, como es mi obligación antes de cada partido, con las alineaciones y noticias que rodean a los equipos en cuestión. Pero mi pasión por el hockey sigue siendo la misma que cuando era un chaval y patinaba sobre los lagos helados en Canadá.

P. ¿Cree que en los deportes minoritarios en España, como el hockey, es más importante hacer pedagogía o hay que dirigirse al público entendido que es el que en su mayoría nos va a sintonizar?

R. Un poquito de todo. Si te das cuenta, en nuestras narraciones, las que hacemos Josean Redondo y yo, que es mi compañero desde hace 15 años, comenzamos la temporada haciendo un poquito de pedagogía, como tú bien indicas. Pero luego, la verdad es que quieras o no, vamos hacia lo específico y hacia comentarios para gente que ya conoce el deporte. Es complicado, y decir deportes minoritarios… Defíneme deportes minoritarios aquí en España, donde sólo existe el fútbol para los mal llamados “periódicos deportivos”.

P. ¿Ha crecido el seguimiento de estos deportes en España?

R. Sin duda, a pesar del fútbol. No del fútbol en sí, sino de los medios que llevan el fútbol.

P. Hablando del tema, ¿cuál es su opinión sobre el panorama mediático del periodismo deportivo en España?

R. Mi opinión no es objetiva por pertenecer a un grupo como es el Grupo Prisa, y el Grupo Prisa es un grupo muy poderoso. El periodismo deportivo en general tiende a banalizarlo todo, también sucede en la prensa normal, pero en el periodismo deportivo se banaliza todo. Se habla de todo, se ha perdido la rigurosidad. Antes el ser riguroso era lo primero que tenía que tener un periodista. Eso se ha perdido a favor del banalismo, y de la anécdota, y la chirigota, y el comentario jocoso.

P. ¿Y del sensacionalismo quizás?

R. No necesariamente. Los comentarios que se hacen en esta casa, del deporte que se trate, bien o mal pero el que habla y se dirige a la audiencia tiene una base para hablar de ese deporte, y se puede decir que es un entendido en ese deporte. Sin embargo, estos deportes nuestros en una televisión generalista, como no los entienden, los desprecian. Esta es la manera del periodista de defenderse contra algo que desconoce. “Como lo desconozco y lo temo, porque no tengo ni idea, voy a reírme de ello.” Es lo que molesta al narrador de deportes minoritarios, como puedo ser yo.

P. En algunos medios estamos viendo que cada vez ponen más noticias de la NFL, pero son del tipo “el mataperros vuelve a sonreír” o el escándalo de Favre con los SMS.

R. Es como si en EE UU sólo hablaran de soccer para comentar lo que sucedió con los serbios en Génova hace dos días. Es lo mismo: “Como no lo conozco, voy a soltar esta chorrada, lo de la novia del jugador, o me quedo con el stick en la cara del jugador contrario o la pelea”. ¿Qué emiten las generalistas sobre hockey hielo? Las peleas.

 

Moi: "Compara con L'Équipe. Ahora en España sólo hay portadas de lo que piensa Ronaldo".

 

P. ¿Cuáles son sus referentes periodísticos?

R. De Norteamérica te puedo decir dos. Yo crecí viendo y escuchando al gran Howard Cosell. Para que te hagas una idea, le interpreta John Voight en la película “Ali” que protagoniza Will Smith. Howard Cosell era el anchorman, el que llevaba el timón del “Monday Night Football”, entre otras muchas cosas, y era íntimo amigo de Muhammad Ali. Esa es una de mis referencias. Otra es Danny Gallivan, que era uno de los comentaristas de la CBC canadiense los sábados por la tarde cuando yo me sentaba en el televisor a ver hockey sobre hielo.

Aquí en España lo mejor lo he tenido en el departamento de Sportmania. He aprendido de mis compañeros: Josean Redondo, Adolfo Barbero, Raúl Benito, Belén Ruiz, David Carnicero… Esta es la gente que para mí ha sido una academia. No solamente han sido y son compañeros, sino que son además amigos.

P. ¿No se debería potenciar el fútbol americano nacional a nivel mediático?

R. Evidentemente. Pero lo primero que necesita el fútbol americano nacional es una federación. Ahora son una asociación. Aquí estamos en contacto directo con Toni Velasco, que es el quarterback de los Osos de Rivas, y es un cámara nuestro y muy amigo mío. Obviamente, él te dirá lo mismo, que lo primero que hay que hacer es conseguir una federación, cosa por la que el Consejo Superior de Deportes no está muy por la labor, pero lógicamente debería aparecer más en los medios. Pero no sólo el fútbol americano, también el hockey sobre hielo nacional. Eso es evidente.

 


Moisés Molina ha desarrollado toda su carrera en Sportmania.

 

P. ¿Estos deportes minoritarios no tienen visibilidad en los medios porque no tienen aficionados o es al revés?

R. El caso está en que todas las portadas las acapara el deporte rey, para bien o para mal. Cógete As, Marca, El Mundo Deportivo o Sport y compáralo con L’Équipe. Yo recuerdo que cuando era más joven había portadas en As de Miguel Induráin, de ciclismo. Había portadas en Marca de baloncesto, de un Madrid-Barcelona de Copa del Rey o de la selección española y su éxito en Colombia’82. Había portadas de otro tipo. Ahora mismo sólo hay portadas de lo que piensa Ronaldo, de lo que piensa Messi y de la espinilla que le ha salido en el pómulo a CR7. Es así, pero porque es lo que interesa. Yo tengo amigos en As y he ido como corresponsal a Vancouver, de As, y la respuesta es: “Moi, si no voy con eso en la portada no vendo periódicos”.

P. ¿Cree que los Blackhawks en NHL y los Saints en NFL pueden repetir éxito este año?

R. No. Ninguno de los dos.

P. ¿Por quién apuesta?

R. Me gusta mucho Detroit. Me parece que Detroit en hockey ha hecho muy buen trabajo, y vuelven por sus fueros de hace 2 ó 3 años. Es el equipo con mejor organización en cuanto a gerencia en toda la NHL, los Detroit Red Wings son la sustancia del hockey sobre hielo en América. En cuanto al fútbol americano, no me aventuro. Es una auténtica locura. Como bien decía en su última entrada del blog en el As Mariano Tovar, es un caos. Y mejor para nosotros, porque está la liga emocionantísima, está preciosa.

Anuncios

6 Responses to “Moisés Molina: “Se ha perdido la rigurosidad en el periodismo””


  1. 1 555
    14 octubre, 2010 en 20:03

    Muy bueno, me parece una gran “exclusiva” (lo digo en serio). Te ha faltado preguntarle si hay algo en el mundo que le haga más ilusión que tener un ordenador cuando narra los partidos de la NFL. ¡Con qué envidia mira el de Andrea Zanoni! (que, por cierto, se ve viejuno viejuno, a ver si lo renuevan) Precisamente, yo le habría preguntado por su relación por Zanoni. Es impresión común en mi grupo de colegas que Moi le hace la pelota sin cesar y Andrea no le hace ni puto caso. Bueno, supongo que esto es muy fácil de decir, pero a la hora de hacer la entrevista seguro que no me habría atrevido a preguntarlo.

    Enhorabuena, de verdad, me ha parecido muy interesante.

    Por cierto, la palabra “rigurosidad”, aunque la RAE hoy la admite, no es la más correcta. Es “rigor”. Por tanto, siendo rigurosos, en vez de “rigurosidad” habría que poner “rigor”. Si es que ya lo dice Moisés, en el periodismo se ha perdido el rigor…

    (mira que me gusta dar por saco)

    Saludos y felicidades por el artículo.

  2. 2 Jordi
    14 octubre, 2010 en 20:14

    Muchas felicidades Antonio por la entrevista. Entiendo que si es un trabajo para la Universidad, la temática principal gire en torno al periodismo. Respecto a lo que comenta 555, yo no creo que le haga la pelota, simplemente, a veces -y digo solo que es la impresión que desde mi butacón se recibe-, tienen una relación cordial pero sin más. Hay mucho más feeling por lo menos eso parece, entre Zanoni y Mac. Yo le hubiera añadido otra pregunta: qué se hizo de aquel otro colaborador que tenía Cplus y que se daba de ostias con Andrea y cual fue el motivo por el cual no siguió?. Ya ves, somos unas porteras de mucho cuidado!. Felicidades de nuevo.

  3. 15 octubre, 2010 en 09:50

    Me quito el sombrero, sí señor. Una gran entrevista, por parte del entrevistador y del entrevistado.
    Puestos a tocar los huevos, yo le hubiera preguntado qué opina de la era Carroll y el futuro de los Seahawks, de los que es seguidor (se nota que es un tío inteligente).

    Es coña, la entrevista está perfecta tal cual está, enhorabuena!

  4. 4 Javier
    30 diciembre, 2011 en 00:40

    Aquel colaborador era Guillermo Gómez Sancha; había jugado a football y se notaba: sus discusiones con Andrea eran épicas, pero versaban exclusivamente sobre football. Actualmente, con las constantes alusiones a Facebook, Twitter y demás mierda lo mejor es quitar la voz en las retransmisiones. Un saludo y gran entrevista.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


En twitter

wordpress blog stats
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: