Archive for the 'Uncategorized' Category

24
Ago
11

Suh: el león más fiero

Ndamukong Suh es uno de mis jugadores preferidos, empecemos por ahí. El defensive tackle de los Detroit Lions se dispone a entrar en su segunda temporada como profesional. Este angelito de 1,93 metros de altura y más de 300 libras de peso (al cambio, casi 140 kilos) fue la elección número dos del draft de 2009, sólo por detrás de Sam Bradford, QB de los Rams.

De madre jamaicana y padre camerunés (jugador semi profesional de soccer, por cierto), Suh es originario de la ciudad de Portland (Oregón). En sus días de high school ya fue considerado una de las mayores promesas del país en su posición. Jugó para los Cornhuskers de la Universidad de Nebraska (donde también jugó Kyle Vanden Bosch, hoy compañero suyo en la línea defensiva de los Lions), y contabilizó 214 tackles y 24 sacks durante sus años de college. En 2009 fue finalista del Heisman Trophy y nombrado jugador universitario del año por Associated Press. Fue el primer jugador defensivo de la historia en recibirlo, y se ganó a pulso ser el número dos del draft.

En su primera temporada como Lion, Ndamukong Suh no decepcionó a nadie. Rookie defensivo del año, presencia en la Pro Bowl y 10 sacks. Ojo, estamos hablando de un novato. Como dato curioso, ante una lesión del kicker, Suh chutó un extra point contra los Jets, pero le dio al palo. Lástima. El caso es que hoy por hoy, pocos defensive tackles le pueden hacer sombra al número 90 de los Lions. Ngata, Wilfork, Kevin Williams, Dockett, ¿Raji quizás? Es pronto para decirlo, pero Suh tiene toda la materia prima necesaria para ser Hall of Famer. Es rápido, inteligente y potente como pocos. Pero algo falla, y Ndamukong Suh ha vuelto a protagonizar una jugada que le ha valido 20.000 dólares de multa por parte de la liga. En el primer partido de pretemporada, el NT de los Lions le daba la bienvenida a la NFL a Andy Dalton, QB rookie de los Bengals. Es difícil saber si Suh es consciente de que Dalton ya ha soltado el balón, pero se ceba con él de una manera descomunal. El rookie no es más que una muñeca de trapo en manos de Suh.

Sinceramente, me parece mucho más sucio un jugador como Cortland Finnegan, el cornerback de los Titans. Amo y señor del trash talk y la provocación, Finnegan protagonizó un incidente la temporada pasada con el considerado mejor receptor de la liga, el Texan Andre Johnson. Finnegan consiguió sacar de sus casillas a un tipo callado y poco dado al “divismo” como es Johnson. Se liaron a puñetazos y acabaron los dos en el vestuario antes de tiempo. Pero no mezclemos churras con merinas, una cosa es la violencia y otra el “hijoputismo”. Suh es un jugador condundente, duro, agresivo si se quiere, pero placajes como el que le hizo a Dalton le están haciendo coger una fama que no le es necesaria para que le teman los quarterbacks. Aún así, no creo que Ndamukong Suh sea un jugador sucio. ¿Hay algún jugador ‘top’ en esa posición que no se haya pasado alguna vez de la raya?

Seguramente se pueda considerar que Suh va a la cabeza de Dalton, incluso que se ceba con él un rato después de que éste suelte el balón, pero no creo que vaya a hacer daño.  Simplemente tiene que controlar su intensidad, canalizar la rabia, que diría aquél. El año pasado ya le enseño su carta de presentación a todo un veterano como Jake Delhomme en su debut en la NFL. En todo caso, parece que la liga se ha embarcado en una cruzada contra la mala imagen del football. Por ahí van también los tiros en la nueva norma de hacer los kickoffs 5 yardas más adelantados que hasta ahora: reducir los impactos. Velar por la salud de los jugadores es fundamental y está fuera de discusión, pero repito, Suh no creo que vaya a lesionar.

09
Ago
11

Verano sin ‘golpes’

Hard Knocks es, junto con America’s Game, el mejor producto televisivo del mundo NFL, y probablemente del planeta deporte en general. No conozco ningún equivalente en, por ejemplo, la NBA que iguale en calidad a este reality de la HBO y NFL Films. En realidad, el único reality que me suena del mundo de la canasta es Basketball Wives de VH1, y aunque no me gusta juzgar lo que no he visto, el título ya nos deja caer que estamos hablando de cosas distintas. Y a este lado del charco… ¿qué os voy a contar? Exceptuando Informe Robinson, de Canal+, (de la mejor televisión que se puede ver hoy en día) la forma en la que se vende el deporte a nivel audiovisual se reduce a no dilapidar lo que el producto (fútbol) proporciona por sí mismo: 3D, HD, tropecientas cámaras. El resto se reduce a infinitas horas de amarillismo deportivo. Y de realities mejor ni hablar. El término está tan denigrado en estas latitudes que, hoy por hoy, una característica sine qua non para la realización de un reality en España implica la presencia de sus protagonistas en Sálvame y derivados.

Todo esto venía a que Hard Knocks es un reality de la leche. Se dan la mano football y HBO. ¿Qué más podemos pedir? El resultado no es exactamente una mezcla entre un capítulo de The Wire y la Super Bowl, pero desde el minuto uno, se adivina el sello de la mejor factoría de televisión del mundo. Aunque la primera edición se remonta al año 2001 en el campamento de los Ravens, yo tuve la suerte de descubrirlo el año pasado con los Jets. Aunque no es una lección de cómo funciona este deporte, sí que es el mejor testimonio de cómo se desarrolla la Liga en muchos aspectos que no son actualidad a diario, o que se dan por supuestos en el aficionado medio. La agencia libre, los holdout, el día a día de los novatoss, la mecánica de los training camps, los cortes de jugadores… Una joya.

Darrelle Revis en el cartel de Hard Knocks 2010.

Hard Knocks es sinónimo de pretemporada, igual que lo son las guías de Sporting News o Pro Football Weekly. Sin embargo, este año, el lockout ha trastocado el devenir normal de los acontecimientos y las guías, que normalmente se editan en el mes de mayo, están saliendo a estas alturas de las rotativas, a prisas y carreras. En el caso de Hard Knocks, desgraciadamente, nos olvidamos. HBO y NFL Films no consiguieron que ningún equipo aceptara en cuestión de días la filmación de su pretemporada, así que sólo queda esperar a 2012. Bucs, Falcons y Lions rechazaron el ofrecimiento, mientras que otros equipos, entre los que estaban los Bears y los Broncos, dijeron públicamente que su respuesta sería “no” en caso de recibir la oferta. La cadena ha anunciado que emitirá un especial “10º aniversario” con los mejores momentos de las anteriores ediciones, que además incluirá un “¿Qué fue de ellos?”.

Este año suponía una oportunidad inigualable para ver qué se cuece en un vestuario en estas fechas. Cuatro meses de offseason concentrados en pocas semanas hubieran sido capaces incluso de eclipsar las charlas de Rex Ryan del año pasado. ¿Os imagináis ser partícipes de los gritos de Belichick a Ochocinco en los Patriots? ¿O contemplar los entresijos de la súper producción que se intuye en Philadelphia? ¿O compadecer a Henne en la psicosis de quarterbacks que se vive en Miami? Esta vez nos quedamos con las ganas.

29
Jul
11

Avance Madden 12

Uno de los alicientes de cada temporada en la NFL es el Madden, la franquicia de videojuegos deportivos más veterana del mundo, que en la edición de 2011 (Madden 12) cumplirá su vigesimotercero aniversario. Ha tenido competidores, como NFL 2K, pero la falta de licencias condenó a estos a la desaparición. Así pues, Madden, teniendo licencias y sabiéndose caballo ganador, se ha dedicado estos últimos años a dar ligeras capas de pintura para que el producto luzca mejor. No hay, por tanto, la feroz competencia que existe en otros deportes, como en baloncesto (EA Sports contra 2K Sports) o fútbol (EA contra Konami). Los grandes perjudicados… nosotros, los usuarios. Aún así, la actualización de equipos y las mejoras que se van dando en el apartado gráfico nos hace caer a muchos año tras año, y sólo la perspectiva de lockout podría haber mermado las ventas de este auténtico monstruo del mercado de los videojuegos.

Peyton Hillis será la imagen del Madden 12.

El lanzamiento europeo será el 2 de septiembre (o eso dice Amazon.co.uk). Hasta entonces, desconozco si ya se puede bajar la demo, supongo que no faltará mucho para que la tengamos disponible, pero tampoco me entusiasma la idea de probar los juegos capados. Así que, hasta finales de septiembre, lo que tenemos que comentar es la portada. Peyton Hillis, running back de los Cleveland Browns, sustituye a Drew Brees como imagen del juego, toda vez que la maldición del Madden parece haberse esfumado. Muchos argumentaran que los Saints perdieron estrepitosamente en playoffs y no revalidaron el título, pero achacarlo a la maldición Madden me parece, como poco, aventurado. Para quien no sepa de qué hablo, Jordi explicaba a la perfección en un artículo de su blog en qué consistía la maldición.

En el aspecto puramente estético, la portada del Madden 11 era difícil de superar. Han mantenido el estilo, ocupando ahora el jugador un mayor espacio, pero me quedo con la de Brees como la mejor portada de la historia del Madden. Aquí dejamos un tráiler para abrir boca, es más motivacional que analítico, pero algo es algo:

28
Jul
11

10 razones para dar la bienvenida a McNabb (vale, 6)

Se acabó el lockout. Es fácil decirlo a toro pasado: con tanto pastel a repartir, raro sería que jugadores y patronal no se hubieran puesto de acuerdo. Pero es verdad, estaban condenados al entendimiento. Ahora, se concentra la agencia libre en pocos días, así que cada diez minutos surge un fichaje: los equipos se están moviendo a una velocidad supersónica. Les deben faltar líneas de teléfono. En estas, el titular de ayer era el “casi” fichaje de Donovan McNabb por los Minnesota Vikings, que se habían quedado huérfanos de quarterback. No entiendo que los Vikings y McNabb puedan copar la portada de ESPN, pero el otro fichaje confirmado de un QB era el de Tarvaris Jackson por los Seahawks. Esta noticia había alegrado a todo aficionado de los Vikes (entre los que me incluyo), pero horas después Michael Lombardi avanzaba en NFL Network que lo de McNabb con los de Minnesota estaba casi hecho. Faltan unos “flecos”, término futbolístico por antonomasia. Villa estuvo a unos “flecos” del Madrid, recuerdo. Pero no, la prensa deportiva norteamericana tiene: a) mejores fuentes, b) conciencia de estar haciendo periodismo, c) una reputación que defender. A lo mejor es la distancia lo que hace verlo todo más bonito.

Favre ya le andaba explicando el año pasado los entresijos de los Vikings a McNabb.

Jarro de agua fría. Bajonazo monumental. Calor agobiante. Futuro negro. Con perlas tipo Orton o Kolb buscando acomodo, todo lo demás sonaba a sobras. Se me nubla la vista por un instante, pero entonces decido buscar 10 razones por las que el fichaje de McNabb es positivo. Me han salido 6, pero no está mal del todo volviendo de un largo período de inactividad.

  1. El QB de futuro es Christian Ponder, primera elección de los Vikings en el draft de este año. Pero, admitámoslo, seríamos los primeros en rajar si Frazier coloca a Ponder titular desde el día uno. No conoce la liga, no conoce la ofensiva, no conoce el play calling. Sería suicida quemar a Christian Ponder como los Panthers quemaran a Jimmy Clausen el año pasado.
  2. McNabb puede ser un gran mentor. Tiene a sus espaldas partidos en el más alto nivel, incluyendo una Superbowl (perdida). No son Favre y Rodgers, pero lo que puede aprender Ponder del veterano mariscal no se lo daría alguien que no hubiera jugado al máximo nivel. Pongamos Tarvaris Jackson.
  3. Creo que como mentor podría haber sido más válido Matt Hasselbeck, pero también creo que McNabb puede aportar más en el terreno de juego a corto plazo. Hasselbeck, por cierto, ha firmado por los Tennessee Titans, donde será el tutor de Jake Locker.
  4. McNabb, a pesar de lo que demostrara el año pasado en Washington, tiene aún muchos pases que dar. No sabemos si completos o no, pero tiene 34 años. No está acabado. Aún le pueden quedar 3 ó 4 a un alto nivel.
  5. La contrapartida en el fichaje no es excesiva: una sexta ronda del draft y otra condicionada al rendimiento del ex redskin. Razonable.
  6. Si alguien ayer nos hubiera ofrecido cambiar a Tarvaris Jackson por Donovan McNabb, ¿alguien se habría resistido?
09
Ene
11

Previa wild card II: domingo por la tarde

Suelo abstenerme de hacer predicciones en mis previas. No sé por qué. Tengo miedo de quedar mal o algo por el estilo. Pero visto lo visto (y mis 163 aciertos en temporada regular), debería empezar. En “petit comité” aposté (al estilo del blog Zona Roja) por un Saints +0 y un Jets +0. Acerté sólo una, pero cuando preveía un partido apretado en el Qwest Field no me equivocaba, y eso siempre le sube a uno la moral.

No vi el partido de los Jets y los Colts. No es fácil quedarse hasta tan tarde siendo época de exámenes. Por los highlights, deduzco que fue la leche. Sí vi el partido de Seattle, y disfruté como un enano. De un año a otro no recordaba esa magia especial que tienen los playoffs y que elevan al cuadrado el drama en cada jugada. La tragedia, sobre todo a partir del descanso, ronda cada drive del equipo que va por debajo en el marcador. No voy a hacer una crónica, para eso leeros la de Mariano Tovar, que está muy bien. La que ha escrito sobre los Colts y los Jets está aún mejor, muy recomendable.

Después de la primera jornada de playoffs, uno sólo espera que continúe el nivel. Esta tarde intentaré ver los dos: el primero porque los Ravens me gustan cada día más, el segundo porque es el partido de la semana. El problema está en que a la misma hora (entre un partido y otro) se juega el derbi valenciano, el de “xotos” contra “granotes”, y me va a costar un poco distinguir los placajes de Ray Lewis con las hostias de Ballesteros, las carreras de DeSean Jackson con las internadas por la banda de Vicente. Y lo peor es que tengo que hacer una crónica. Supongo que si se me escapa un TD entre líneas lo entenderán.

BALTIMORE RAVENS – KANSAS CITY CHIEFS


Domingo 9 de enero de 2011 – 19:00 (Canal+ Deportes y Canal+ Deportes HD en España, CBS en Estados Unidos)

Qué ganas tengo de ver otro duelo Pittsburgh-Baltimore como el de hace dos años. Son partidos preciosos, en los que da igual que anoten pocos puntos porque te lo pasas de cine. El factor sorpresa de estos playoffs ya está cubierto con los Seahawks. Bien es cierto que una victoria de los Chiefs no sería tanta sorpresa. Acabaron 10-6 la temporada regular, y sólo perdieron en casa el intrascendente último partido contra los Raiders, y lo hicieron para que los Raiders pudieran decir que ganando todos los de división se habían quedado fuera.

Los Ravens van a tener que enfrentarse a todos sus rivales fuera de casa, excepto en una hipotética final de conferencia contra los Jets. ¿Qué significa esto? Que va a ser difícil vencer en el Arrowhead Stadium, en el Heinz Field y en el Gillette Stadium, pero no es algo que no hayan hecho antes. Recordad el partido de wild card del año pasado, con la victoria 33-14 de los Ravens en Foxborough.

Los Chiefs empezaron siendo la sorpresa y acabaron haciendo menos ruido pero han dejado fuera a todos unos Chargers. Tenían un calendario fácil al haber quedado últimos el año pasado en la AFC Oeste, pero aún así, es un equipo que ha mejorado una barbaridad. Mi pronóstico es que ganan los Ravens, pongámosle +3 (entre 4 y 7 puntos de diferencia).

La previa del partido de las 22:30 la haré durante la tarde.

Dos indirectas de los Reyes Magos en cuanto a este blog.

08
Ene
11

Previa wild card I: sábado

Comienzan los playoffs, ¿qué más vamos a contar? Llega lo más interesante de la temporada, y no hay que perderse ni uno solo de los 11 partidos que nos va a deparar la postemporada. ¿Que no han llegado los mejores? No importa, los 12 equipos presentes van a hacer lo imposible por jugar siempre un partido más, y si no, atentos a los Seahawks esta noche (estas palabras me las comeré a las 2:00 aprox).

En esta primera noche de playoffs, tenemos dos partidos de wild card muy interesantes. Quizás el New Orleans-Seattle no sea el duelo soñado, pero el New York Jets-Indianapolis es un partidazo en mayúsculas.

Vamos a analizar, sin más dilación, la jornada de hoy sábado:

NEW ORLEANS SAINTS – SEATTLE SEAHAWKS


Sábado 8 de enero de 2011 – 22:30 (Canal+ Deportes y Canal+ Deportes HD en España, NBC en Estados Unidos).

Ya no hace falta poner balances en las previas. Llegados a este punto, da igual quién seas, la buena temporada que hayas hecho o que te hayas clasficado en el último drive de la temporada regular. Sólo cuentan los sesenta minutos de fútbol americano que están por delante.

Parece, por el ambiente que se respira en la blogosfera y en los medios, que los 11 que salgan esta noche con la zamarra de los Seahawks tengan que entrar al campo con la cabeza gacha y pidiendo perdón por estar donde están: pues no. Estas son las reglas, no le han robado el sitio a nadie: ni a Giants, ni a Buccaneers. A nadie. Aunque el duelo está a priori desequilibrado, el hecho de que los playoffs de la NFL se disputen a partido por ronda hace que cualquiera pueda ganar. Bla, bla, bla, el tópico de siempre. Pero ojo, los Seahawks juegan en casa, con lo que eso implica (su legendario jugador nº12) y eso sí que es un factor a tener muy en cuenta.

En lo deportivo: de acuerdo, es el duelo más desequilibrado que se va a dar en los playoffs de este año. Son los actuales campeones contra el equipo con peor balance de la historia que se ha clasificado para las eliminatorias. Los Saints han conseguido un promedio de casi 75 yardas más por partido, de casi 5 puntos más por partido, los Seahawks han perdido tres de sus últimos cuatro compromisos de temporada regular, cuando se enfrentaron en la jornada 11 los Saints ganaron 34-19. Menuda avalancha de datos. No hay ninguna estadística a la que acogerse por parte de los Seahawks. De todas formas, los Saints tienen muchas bajas, Reggie Bush va a tener que llevar todo el peso de la carrera, y no está acostumbrado a eso. Ir de underdogs les puede hasta venir bien a los de Pete Carroll: no tienen ninguna presión, todo el mundo espera que pierdan.

Yo, sinceramente, espero un choque competido, porque si no es así, igual me acuesto y me pierdo el otro partido. Espero que a los Saints les cueste, y aunque al final ganen, que los Seahawks planten cara. Sé que a lo mejor es mucho pedir, pero bueno…

NEW YORK JETS – INDIANAPOLIS COLTS


Domingo 9 de enero de 2011 – 2:00 (Sportmania y Canal+ Deportes HD en España, NBC en Estados Unidos).

Una reedición de la final de conferencia del año pasado. Se produce pronto, en la ronda de wild card. Es comprensible viendo la temporada de Patriots y Steelers. No quedaba otra: que los Colts jugaran un partido extra y que los Jets entraran sin ganar su división. Sin embargo, ambos equipos han decepcionado de una forma u otra. Los Colts se han clasificado por inercia, porque sí, porque no saben hacer otra cosa… y por Manning, principalmente. Los Jets apuntaban más alto, comenzaron la temporada bien, pero se han ido desinflando y contra los rivales fuertes han sucumbido más de lo que cabía esperar.

Si ganan los Colts, podremos seguir soñando con una final de la AFC entre Brady y Manning. Deberían poder jugar la Super Bowl alguna vez el uno contra el otro. Si ganan los Jets, tendremos la tercera edición de Brady vs. Ryan. ¿Sanchez que pinta en esto? Pues nada, porque esta temporada ha vuelto a demostrar que no está a la altura en los grandes momentos, y por eso en las previas sigue apareciendo siempre la jeta de Rex Ryan y la del QB rival. Es Manning vs. Ryan, Favre vs. Ryan, Cutler vs. Ryan… Mark Sanchez se ha inventado con Santonio Holmes un par de finales apoteósicos, pero sinceramente, tengo mil veces más ganas de ver a Tomlinson y al propio Holmes que al pufo de Sanchez. El puesto de QB sigue siendo el gran vacío de los Jets.

Iluso de mí, en agosto aposté por un Jets-Packers para la Super Bowl. Imposible no es, pero vamos, que visto lo visto no es lo más probable. No por los Packers, que creo que tienen unas moderadamente altas opciones (ojo a la frase) de jugar el 6 de febrero. Creo que en la NFC hay un vacío de poder que no existe en la AFC: no hay unos Steelers o unos Patriots. Así que creo que los Packers pueden ganar a Falcons, Eagles, Bears, y quien se ponga.

Me he desviado demasiado del tema. Pues eso, que en el partido de esta noche no creo que haya una diferencia de más de un TD para ninguno de los dos. Las apuestas son favorables a los Colts (1,78). Por los Jets se pagan alrededor de 2,26 € por cada euro apostado. Eso significaría que los Colts tienen un 56% de probabilidades de victoria, por un 44% para los neoyorquinos, palmo arriba palmo abajo. No tengo más que decir, id amoldando el sofá a vuestro cuerpo, sacad las camisetas de vuestro equipo (aunque sea la de los Vikings) y preparaos para disfrutar.

02
Ene
11

¿Qué ver? Semana 17

Hasta aquí hemos llegado. Hoy acaba la temporada regular de la NFL, lo que también significa el final del camino para 20 de los 32 equipos de la liga. Para los 12 equipos restantes, y también para la gran mayoría de los aficionados, ahora empieza el período más emocionante del año: 5 intensas semanas que nos llevarán hasta la Super Bowl de Dallas, el 6 de febrero.

Por desgracia, hemos llegado a una última jornada un poco descafeinada, con menos en juego de lo que hubiera sido deseable. Así que vamos a ver qué tres partidos pueden ofrecernos emoción:

DOMINGO 2 – 19:00


Tampa Bay Buccaneers (9-6-0) – New Orleans Saints (11-4-0)

¿Quién lo hubiera dicho? Los Bucs luchando hasta el último momento por jugar los playoffs. La trayectoria de este equipo a lo largo del año ha sido encomiable, y ello les permite llegar vivos hoy, teniendo en cuenta que están en una de las divisiones más fuertes de la liga, la NFC Sur. Haría falta una carambola para que los de Florida jueguen la semana que viene la ronda de wild card, pero llegados a este punto, es obligatorio soñar. Sólo les vale la victoria y que Packers y Giants pierdan sus respectivos encuentros.

DOMINGO 2 – 22:15


Chicago Bears (11-4-0) – Green Bay Packers (9-6-0)

Los Green Bay Packers pueden dar gracias por llegar en estas condiciones a la última jornada. Por lo que se intuía, este partido iba a ser dramático, pero la victoria de la semana pasada unida a la derrota de los Eagles hace que los Packers dependan de sí mismos y los Bears no se jueguen nada. No me imagino la postemporada sin Aaron Rodgers o Clay Mathews, pero la rivalidad entre estos dos equipos es mítica (con todas las letras) y los de la Ciudad del Viento no van a ir de paseo al Lambeau.

LUNES 3 – 2:30


St. Louis Rams (7-8-0) – Seattle Seahawks (6-9-0)

El partido final de la temporada regular es además el partido de la jornada. El único choque donde se van a jugar las castañas los dos contendientes. Es una especie de final por el título de la NFC Oeste, la división más floja de la liga, y que ha dado tanto que hablar estos días sobre la justicia o no de que su campeón juegue los playoffs. La simpatía popular por Bradford es creciente, pero los de Whitehurst juegan en casa.