Archive Page 2

26
Dic
10

¿Qué ver? Semana 16

Antes de empezar, quiero pedir disculpas por el apagón producido en este blog durante el último mes. Cuando de nuevo me reincorporé al mundo NFL la semana pasada, aluciné con las cosas que habían pasado en mi ausencia, y me sentí incapaz de escribir una previa de la jornada. Ahora que todo ha vuelto a la normalidad, me dispongo a continuar con la regularidad habitual en este blog. El propósito de Año Nuevo sería aumentar la producción de artículos ahora que llegan los playoffs, pero tampoco me atrevo a hacerlo porque como bien sabemos, la época más interesante del año en la NFL curiosamente coincide con la de exámenes universitarios, y para los que aún los sufrimos, es un auténtico sufrimiento año tras año. Afortunadamente, con el tiempo se ha ido retrasando la fecha de la Super Bowl (antes solía jugarse la última semana de enero) y se han ido adelantado los exámenes (cosas de la reforma). Por tanto, por lo menos en mi caso, no se volverán a repetir escenas como la del 1 de febrero de 2009, cuando tuve que dejar a medias la emocionante final entre los Cardinals y los Steelers por tener un examen al día siguiente. Este año, aunque sea sólo la gran final, podré por fin disfrutar sin presión de ella.

Y dicho esto, que no sé muy bien a qué santo venía, me dispongo a recomendar los tres partidos del domingo-lunes. En Navidad, pueden suceder dos cosas opuestas: que se tenga más tiempo para ver partidos, o que los compromisos típicos de estas fiestas lo impida. En mi caso, puedo ver más que de costumbre, así que me dispongo a contaros mi menú de hoy (y mañana):

DOMINGO 26 – 19:00


New York Jets (10-4-0) – Chicago Bears (10-4-0)

Dos equipos con idéntico récord (10-4) pelearán por alargar su momento dulce tras sendas victorias la semana pasada. Los Jets han ido de más a menos en la temporada, y la sensación de ganar ahogados gracias a milagros de última hora no es casualidad. En este momento podrían ir perfectamente 8-6, y los Patriots han demostrado ser un equipo mucho más sólido. No deberían tener dificultades para mantener la wild card, pero San Diego y Jacksonville andan al acecho. Los Bears, por su parte, han asegurado el título de la NFC Norte (quién lo iba a decir en agosto). Alcanzar a los Falcons tampoco entra ya en sus posibilidades, por lo que su objetivo de cara al final de temporada debería ir encaminado a mantener la enfermería vacía.

DOMINGO 26 – 22:15


New York Giants (9-5-0) – Green Bay Packers (8-6-0)

Quién lo iba a decir. El aclamado mejor equipo de la NFC allá por octubre y el favorito número uno a ganar la conferencia en agosto se ven abocados a un duelo a todo o nada. Si los Giants ganan, estarán clasificados; si son los de Wisconsin los que se llevan el partido, dependerán de sí mismos en la última jornada. Los Bucs pueden ser los tapados, pero si no pasa nada la segunda plaza de wild card en la conferencia Nacional (además del segundo entre Falcons-Saints) va a ser para uno de estos dos. Los Giants van a tener que ser capaces de reponerse de una de las derrotas más duras de los últimos tiempos, y los Packers recuperan a Rodgers. Partido de los grandes. El partido de la jornada, sin duda.

MARTES 28 – 2:30


New Orleans Saints (10-6-0) – Atlanta Falcons (12-4-0)

Normalmente prefiero poner el duelo de la madrugada del domingo, pero esta semana no tenía elección. Un muy decantado Minnesota-Philadelphia no tenía opción de entrar en los tres de la jornada, tenía que serlo el duelo por la NFC Sur. Personalmente, creo que está decidida de antemano pase lo que pase hoy (recordemos que los Falcons cierran la temporada recibiendo a los paupérrimos Panthers). Por tanto, más que el título de división, lo que vamos a ver es una prueba de cómo se desenvuelven ambas escuadras en los partidos de nivel. Los Falcons han tenido una temporada triunfal (incluyendo una victoria en el Superdome), pero para ser favoritos al Lombardi al nivel que lo son ahora los Patriots, tienen que ganar un partido como el de esta semana. Los Saints quieren asegurar los playoffs para no tener una jornada de infarto contra los Tampa Bay Buccaneers en la última.

Anuncios
28
Nov
10

¿Qué ver? Semana 12

Llegamos al domingo con 3 partidos ya jugados, incluyendo los de los Patriots y los Jets, dos de los equipos en mejor forma de toda la liga. Pero no importa, pese a la jornada reducida, traemos uno de los mejores menús de los últimos tiempos. Han llegado ingredientes de primera calidad, y aunque las buenas materias primas no suelen escasear, combinarlas es lo que da ese toque especial que distingue a un gran plato de un tentempié:

DOMINGO 28 – 19:00


Green Bay Packers (7-3-0) – Atlanta Falcons (8-2-0)

Muchos chefs dicen que el mejor plato se guarda para el segundo, pero yo soy de los que opinan que si tienes algo bueno cuanto antes mejor. Así que a las siete, para empezar, tenemos el que para mí es el plato fuerte de la jornada 12: los dos mejores equipos de la NFC (con permiso de los Philadelphia Eagles). Es el típico duelo que puede decantar la balanza en el factor campo de playoffs. Sin embargo, ninguno de estos equipos tiene asegurada su división: Saints y Bears amenazan la teórica supremacía de estos dos equipos. Me está sorprendiendo ver a los Packers tan dubitativos. Realmente pensaba que este sería su año, que arrasarían allá donde pasarán evitando que creciera de nuevo la hierba (o el turf). Sin embargo, esto es como acaba, y no como empieza, y aunque los Bears estén plantando cara, sigo confiando en que los de Green Bay alcancen la Super Bowl, aunque no sea para deleite propio. Por su parte, los Falcons están teniendo menos trascendencia de la que merece su temporada, pero incluso les va a venir bien. Me caen bien estos Falcons, igual hasta voy con ellos en playoffs por la parte de la NFC.

DOMINGO 28 – 22:15


Philadelphia Eagles (7-3-0) – Chicago Bears (7-3-0)

Juega Michael Vick. ¿Qué más voy a comentar? La sensación de la temporada se adueña del protagonismo en todos y cada uno de los partidos que disputa. Es sin duda el ingrediente principal del segundo plato de la tarde, pero este choque tiene mucho más. Para empezar, es un duelo de conferencia tan importante como el anterior. Sinceramente, estoy expectante sobre lo que puedan hacer los Eagles en los partidos de playoffs contra los gallos (Jets, Patriots o los propios Packers). Los Bears no creo que estén a ese nivel, pero se están desenvolviendo bien y van a luchar como mínimo una wild card con las divisiones Este y Sur. Tienen a Urlacher y Peppers, así que el partido va a molar seguro.

LUNES 29 – 2:30


San Diego Chargers (5-5-0) – Indianapolis Colts (6-4-0)

Menudo postre, oiga. Me encanta ver a los Chargers recuperarse, a pesar de lo mucho que hicieron desesperar a su afición a principio de temporada. Estadísticamente son el mejor ataque y la mejor defensa, pero solo les ha valido para ganar un partido sí y uno no. Establecer récord positivo en casa de unos necesitados Colts no va a ser tarea fácil. En el terreno de los quarterbacks (donde se suelen llevar todas la previas) podríamos estar ante un duelo entre el MVP de la temporada 2009 (Manning) y 2010 (Rivers). Manning viene cabreado por las intercepciones del pasado domingo, así que no me jugaría ni un euro contra él. No creo que ninguno de los dos equipos deje escapar su división, pero el que pierda este partido va a enfrentarse a una semana dura, eso seguro.

PD: Parece que puede volver a la liga Plaxico Burress, del club de Michael Vick. ¿Será la sensación de 2011?

26
Nov
10

Reflexión post-accióndegracias: partidos en vacaciones

Se hace raro ver NFL entre semana. Estamos acostumbrados a la Champions, a la Euroliga o a la diaria NBA, pero relacionamos el fútbol americano con el sábado (NCAA) y el domingo (NFL). Ayer fue una excepción. En el día de “Acción de gracias” (Thanksgiving en inglés) la liga da gracias a los aficionados obsequiándonos con un gran jueves de football. Con tres partidos, nada menos. Es así como se han de hacer las cosas: en vacaciones, se agasaja al aficionado con más espectáculo, y no con menos. Y diría que es cosa de los americanos, que de esto saben un rato, pero no, porque la Premier en Inglaterra también dobla el número de jornadas en fechas navideñas. Lógico, es cuando los padres pueden ir al fútbol con sus hijos, cuando la gente pasa tiempo en casa con la familia, y ¿qué mejor para aderezar una reunión familiar que un Giants-Packers en el televisor (o un Arsenal-Chelsea)? En España, la LFP nos obsequia con 2 semanas sin fútbol, tipo parón de selecciones, pero sin selecciones. Eso sí, para el día de Reyes nos regalan un partido de Copa del Rey, esa competición tan en auge.

NFL + pavo: toda una tradición en EEUU.

El deporte en la sociedad de hoy en día es espectáculo, entretenimiento puro, y si las mejores películas se esperan a estrenarlas en las fiestas navideñas, ¿por qué no programar para esos días una jornada de liga? La industria del deporte en España (el fútbol) debería comprender que se deben al espectador. Cuidar al aficionado es la regla número uno de las grandes ligas de EEUU: desde el horario de los partidos hasta las sanciones disciplinarias, todo forma parte de una gigantesca campaña de marketing que busca la complicidad y el reconocimiento de valores por parte del público. En España, es el público el que va a remolque de la competición: el impopular Barça-Madrid en lunes, los expedientes disciplinarios que nunca acaban en sanción, el fomento de las desigualdades en forma de derechos de televisión… Todo esto, poco a poco, fomenta el descrédito de la Liga de Fútbol Profesional, la que quiere ser “la mejor liga del mundo”.

Mientras, en EEUU, en la resaca de una de las mayores fiestas nacionales, se habla de football, y de baloncesto, y de hockey. Los jugadores tienen asumido que una de las contrapartidas de sus vidas de ensueño es no pasar algunas fiestas con sus familias. Aquí no, aquí hay que parar el mundo para que Casillas o Iniesta cenen en casa. Aunque aquí no se celebre el día de “Acción de Gracias” quiero mostrar mi agradecimiento particular a la NFL, por este jueves con partidos.

¿Se le habrá atragantado a Favre el pavo este año?

PD: Sin sorpresas en el frente. Remontada de los Pats a los Lions para acabar aplastándolos, victoria con sufrimiento de los Saints a los Cowboys, y los Jets a lo suyo contra un paciente terminal como son los Bengals.

23
Nov
10

A por mi trozo de pastel: el lockout

Conforme nos vamos acercando al final de la temporada 2010, la amenaza del cierre patronal para la próxima temporada se acerca y se hace más grande. A pesar de que la liga se encuentra a las puertas de sus semanas más atractivas y emocionantes, muchos de los fans tienen las vistas ya puestas en 2011. Así que este artículo va principalmente dirigido a los aficionados de los Bengals, Cowboys, Vikings, Lions, Broncos, etc. Cuando os imaginéis la reconstrucción… ojo. A lo mejor ha de esperar a 2012.

La cuestión es la siguiente, grosso modo: el convenio colectivo de la NFL expira al final de esta temporada. Los propietarios consideran que alargarlo en 2006 fue un error porque concede unos réditos excesivos para los jugadores, toda vez que la patronal tiene que recuperar las grandes inversiones realizadas en los últimos años, especialmente con la construcción de nuevos estadios. Los jugadores se sienten protagonistas del negocio y como tales quieren ser retribuidos.

El Cowboys Stadium durante su construcción.

De momento, el tablero de negociaciones parece que está parado durante la temporada regular. La pelota está en juego y todo el mundo se divierte. En febrero, sin embargo, vendrán las prisas: la negociación copará titulares y todo el mundo se preocupará apresuradamente. Pero en la actualidad ninguna de las dos partes está tomando un papel activo en las negociaciones, más allá de lanzarse pullas en los medios de comunicación.

Como decíamos, los propietarios están convencidos de que la extensión del acuerdo en 2006 fue fruto de un mal movimiento del anterior comisionado, Paul Tagliabue, que quiso dejar en herencia la paz social entre sindicato y patronal. Este convenio consiste en que los jugadores se llevan el 60% de los beneficios, a la vez que las 15 franquicias más ricas subsidian a las 17 más pobres. Este sistema hace que muchas franquicias mantengan sus ingresos bajos falseándolos, para así poder mantenerse en el grupo de los 17.

Ahora, los propietarios proponen que los jugadores mantengan su porcentaje del pastel, pero de un pastel más pequeño. Hoy por hoy, se apartan 1.000 millones de dólares de los 9.000 de beneficios como créditos para sus gastos de inversión. Debido a que los estadios pagados por los contribuyentes empiezan a ser cosa del pasado y los equipos se enfrentan a grandes hipotecas, los propietarios exigen que esa cantidad aumente hasta los 2.500 millones de dólares. Así que el “trozo de pastel” para los jugadores pasaría de 4.800 millones de dólares a “sólo” 3.900 (un 18% menos). A nadie le gusta que le bajen el suelo un 18%, y menos cuando la empresa va bien. Los propietarios dicen que están tomando riesgos y disminuyendo sus beneficios, pero es que la NFLPA (National Football League Players Association, el sindicato) pide los libros de cuentas, y los jefazos dicen que “ni hablar del peluquín”.

El sindicato de jugadores, la NFLPA.

Los posibles escenarios en caso de que no se cierre un acuerdo son dos: el cierre patronal y la huelga. Básicamente es lo mismo, cambiando el protagonista. El cierre patronal tiene como agente a los propietarios, mientras que en el otro caso serían los jugadores los que se pondrían en huelga ante las condiciones de la propuesta de los propietarios. En cualquiera de los dos casos, el resultado es que se deja de jugar, que es lo que como espectadores nos atañe.

¿Quién tiene la sartén por el mango? Parece que pase lo pase, el acuerdo saliente va a perjudicar a los jugadores, al menos en comparación con el actual. La cuestión está en hasta donde conseguirá la NFLPA que el núcleo duro de propietarios agresivos rebaje sus demandas. La nobleza de la liga, cuyos exponentes son Tom Brady, Peyton Manning o Darrelle Revis, puede llegar a aguantar un lockout (cierre patronal), pero no se puede decir lo mismo de los jugadores de nivel medio-bajo. Los propietarios, por su parte, no parecen tener miedo a ese cierre, porque mantendrían los ingresos de derechos de televisión aunque no haya liga, con lo que sus beneficios sólo se reducirían un 50% (al ahorrarse también los sueldos de jugadores y empleados).

Sea como sea, estamos en un juego de órdagos, faroles y envites al más puro estilo de los naipes. Lo que me parece absurdo es que el espectáculo deportivo más lucrativo de EEUU, sin haber notado la crisis en exceso, esté a punto de echar el cierre en 2011 por culpa del reparto de beneficios. Espero que a última hora  ambas partes comprendan su responsabilidad y dejen a un lado el cinismo, porque lo principal en este asunto es que tengamos NFL el año que viene.

21
Nov
10

¿Qué ver? Semana 11



Llegamos a la jornada 11. Se acabó eso de descansar, ya juegan todos. Tuvimos otra vez partido de jueves, donde Chicago secó al ataque de los Dolphins y les endosó un 16-0, sacándolos momentáneamente de la pelea en la AFC Este y además poniendo presión sobre Green Bay, que no se puede dormir en su visita a los Vikings. El Chicago-Miami hubiera sido uno de los tres de la jornada en caso de jugarse hoy, pero vamos ya con el menú, que hay hambre:

DOMINGO 21 – 19:00


Oakland Raiders (5-4-0) – Pittsburgh Steelers (6-3-0)

No me atrevo a volver a recomendar a unos Vikings que luego convierten el partido en un ridículo. Si luego sale partidazo, eso que nos encontramos, pero el partido de las 7 tiene que ser el Raiders-Steelers. Una gran rivalidad de la Conferencia Americana. Dos líderes de división. Los de Pensilvania están con overbooking en su enfermería, mientras que los Raiders llevan una racha de 3 victorias consecutivas y vienen descansados después de su semana de descanso. Pero no es mi tarea hacer parecer equilibrado un choque que no lo está tanto. Seguramente los Steelers volverán a la senda del triunfo tras su tropiezo contra New England. Son uno de los gallitos de la AFC, mientras que el liderato de los Raiders en el Oeste es más circunstancial hasta que lleguen  los Chargers (que llegarán). Además, la falta de un quarterback de confianza va a lastrar a los de la bahía de aquí hasta el final de temporada.

DOMINGO 21 – 22:15


Indianapolis Colts (6-3-0) – New England Patriots (7-2-0)

Partidazo a la vista. Una final de conferencia por adelantado. Los Colts se están encontrando más guerra de la que esperaban en el sur, mientras que los Pats están luchando junto a los Jets cuerpo a cuerpo. Así que a los dos equipos les está costando ganarse su pasaje a la postemporada. Destacan más sus ataques que sus defensas y… ya está, no he podido aguantar más de cuatro líneas sin hablar del duelo Brady-Manning. Es el titular de la semana: cientos de comparativas han surgido entre estos dos quarterbacks. ¿Quién lanza más yardas? ¿Quién es más fiable? ¿Quién gana más dinero? Así que preparen sus cenas típicas de Sunday Night, díganle al repartidor que no se retrase, y siéntese a disfrutar del espectáculo.

LUNES 22 – 2:30


New York Giants (6-3-0) – Philadelphia Eagles (6-3-0)

Una lástima que este partido sea tan tarde, porque ver a Michael Vick está siendo un placer desde el día que salió de titular. Puede que no sea el mejor quarterback de la liga, pero en cuanto al entretenimiento puro, hoy en día es inigualable (quizás sólo disfrutan tanto con la actuación de un quarterback esta temporada los detractores de Favre). Por lo demás, es un duelo divisional de alto nivel, que se repetirá en cuatro semanas. El ganador se quedará en solitario al frente de la NFC Este. Dos grandes corredores: Ahmad Bradshaw contra LeSean McCoy. La mejor defensa (estadísticamente) contra el mejor QB (estadísticamente). Las intercepciones de Eli Manning contra Asante Samuel. Gran duelo.

20
Nov
10

Dando patadas: los outsiders del football

El otro día se dio a conocer la lista de los mejores 100 jugadores de la historia en NFL Network. A mí, como novato que soy, se me ocurrió preguntar en twitter por qué no había ningún kicker, y se me hizo saber que una lista de prestigio no podía incluir a los que se limitan a patear el balón. Quitar a Joe Namath, el quarterback que cierra los 100, para poner a un kicker puede parecer un crimen. Y supongo que el razonamiento está en lo cierto: a pesar de que algunos kickers tienen contratos bastante suculentos*, nunca podrán tener una incidencia en el juego como la del resto de jugadores. Aunque su labor es muy importante, tanto en field goals, como en kickoff returns o conversiones, no existe una gran diferencia entre un buen kicker y uno muy bueno, al menos en la actualidad.

Hoy se le exige a un kicker que anote todo lo que esté por debajo de 40 yardas, y que obtenga un porcentaje decente a partir de esa distancia. En New Orleans, Garrett Hartley ha sido discutido con más de un 80% de efectividad en sus lanzamientos. Sin embargo, el hecho de que veamos un jugador que sólo se dedica a hacer esto no ha sido siempre así en el fútbol americano. En los viejos tiempos (o como dirían allí, back in the day), eran los quarterbacks y los hombres de la línea ofensiva los que se encargaban de patear el balón como buenamente podían.

El argentino Martín Gramática.

Esto fue así hasta que  en los 60  llegaron Pete Gogolak, Garo Yepremian, y toda una serie de kickers europeos provenientes del fútbol asociación. A diferencia de lo que se estilaba hasta entonces, estos empezaron a chutar con el empeine, y no con la puntera como se hacía en EE UU. Además, se des

terró para siempre el bote pronto, normalizándose la figura del jugador que aguanta la pelota al kicker (normalmente es el punter o un quarterback suplente). Así, los Gogolak y compañía cambiaron para siempre el juego con su incremento de efectividad, tanto, que la NFL retrasó los postes para ponérselo un poco más difícil.

Hoy en día, la figura del kicker tiene una connotación de outsider o incluso de “pringao”. Son jugadores que se divierten más en los entrenamientos con una pelota de soccer que con un pigskin. Viven en su mundo, y simplemente su masa corporal los diferencia del resto del equipo. Sin embargo, estos “enclenques” del football tienen sus momentos de responsabilidad, de fracaso y de gloria, y hubiera sido bonito que la liga reconociera a este maltratado gremio metiendo a Gogolak entre los 100 que han hecho historia.

* Sebastian Janikowski, kicker de los Oakland Raiders, tiene un contrato de 16 millones por cuatro años, 9 de los cuales son garantizados.

14
Nov
10

¿Qué ver? Semana 10

Después de una semana movida y un fin de semana en Cheste en las carreras (CEV, para más señas), toca centrarse de nuevo. Y aunque falta menos de media hora para que de inicio la jornada dominical de NFL, no quería romper la tradición de la previa. En la semana que más desconectado he estado de la NFL, a ver qué cuento. Estaba preparando la porra de esta semana y me han entrado ganas de ver partidos ya. Así que recomiendo 3 rápido, y a preparar el cable HDMI, la tele, y todo el sistema de pantallas de las tardes de domingo.

DOMINGO 14 – 19:00


Minnesota Vikings (3-5-0) – Chicago Bears (5-3-0)

Para qué engañarnos, éste es mi partido de la jornada. El Bengals-Colts y sobre todo el Titans-Dolphins se muestran también como opciones muy atractivas, pero el duelo de la NFC Norte va a poner muchas cosas en su sitio. Los Bears que juegan en casa necesitan la victoria para seguir la estela de los Packers, y si consiguieran vencer a los de Brad Childress, establecerían una diferencia muy considerable. Yo creo que prácticamente dejaría la división en cosa de dos. Aunque Jared Allen y la defensa de Minnesota está dando pasos adelante progresivamente, el gran duelo será el ataque de los Vikings contra la defensa de Chicago. Peppers y Urlacher pueden hacer estragos con el viejo Brett. La vuelta de Sidney Rice no se producirá finalmente en este partido.

DOMINGO 14 – 22:00

NFL Redzone

No me atrevo a recomendar nada en concreto para esta hora. Redzone, y a ver qué partido es mejor. A principios de temporada, viendo el calendario, el que mejor pintaba era el Cowboys-Giants, pero aunque todo es posible, no es precisamente uno de los 3 partidos más atractivos de la semana. Los otros 3 son duelos del oeste que pueden tener miga.

LUNES 15 – 2:20


New England Patriots (6-2-0) – Pittsburgh Steelers (6-2-0)

Dos de los grandes proyectos de campeón de este año. Los Patriots más de tapados, pero creo que este partido está más igualado de lo que dicen las predicciones de los fans y periodistas. Podría ser la final de la AFC en enero (con permiso de los Jets), y si a ello le sumamos a Brady y Roethlisberger frente a frente, tenemos todos los ingredientes de un clásico.

MARTES 16 – 2:30


Philadelphia Eagles (5-3-0) – Washington Redskins (4-4-0)

Con los Eagles contaban pocos para luchar la NFC Este a principios de temporada. Sin embargo, Vick en plan estelar está siendo la punta de lanza de un equipo sólido y con muchas opciones. McNabb ya tuvo su venganza personal en Philly, pero este partido tiene una pinta totalmente diferente. Otro duelo divisional de alto nivel para seguir de cerca a los Giants, que presumiblemente ganarán a los Cowboys… ¿o no?