Posts Tagged ‘Brett Favre

09
Oct
10

¿Qué ver? Semana 5

Bueno, llega la semana 5. Justo en medio del puente en España. Para muchos, como yo, va a ser muy difícil ver algún partido en directo, pero los que se queden en casa van a poder trasnochar lo que otras semanas no es posible. Escribo esta entrada a prisas y carreras antes de coger un avión, pero como no quería faltar a mi cita con estas mini-previas, aquí dejo unas pinceladas de qué ver esta semana. Me he mojado más que de costumbre. Por cierto, descansan Dolphins, Patriots, Steelers y Seahawks.

DOMINGO 10 – 19:00

Saint Louis Rams (2-2-0) – Detroit Lions (0-4-0)

Dos de las revelaciones de la temporada, precisamente por ser los dos peores equipos de los últimos años. Los Lions no han conseguido la victoria, pero están jugando mucho mejor que en el pasado y poniendo en apuros a equipos que teóricamente deberían pasarles por encima sin dificultades. Sólo el partido frente a los Vikings estuvo más decantado. Los Rams, en cambio, se encuentran a estas alturas de la temporada con un balance del 50% y Sam Bradford jugando bastante bien. Podrían encontrarse los dos últimos Nº1 del Draft, pero el quarterback de los Lions, Matthew Stafford, aún no parece en condiciones de aparecer.

DOMINGO 10 – 19:00

Denver Broncos (2-2-0) – Baltimore Ravens (3-1-0)

Me salto mi pequeña regla de no repetir horario para recomendar este partido. No parece un duelo por todo lo alto, porque Baltimore está fortísimo tras vencer en Pittsburgh y Denver no tiene gran cosa en cuanto a receptores. Sin embargo, me encanta ver a Kyle Orton y a Joe Flacco. Son dos quarterbacks bastante discutidos, pero la verdad es que los dos han llevado a sus equipos a mejorar. ¿Podrían los Broncos ganar por primera vez en su historia en Baltimore?

MARTES 12 – 2:30

Minnesota Vikings (1-2-0) – New York Jets (3-1-0)

Era el partido de la jornada ya desde hace tiempo, pero el fichaje el miércoles de Randy Moss lo ha hecho revalorizarse aún más. Imprescindible este Monday Night entre los dos perdedores de las finales de conferencia del año pasado. En teoría este año tenían como objetivo dar un paso más allá y alcanzar la Super Bowl, pero los Vikings no han empezado dando buenas sensaciones. El estadio de los Jets no será un escenario fácil para equilibrar su casillero de victorias-derrotas, pero si Brad Childress no se vuelve loco y le da a Adrian Peterson los balones que merece, puede haber emoción. Sanchez está además jugando a un nivel extraordinario, y hay que seguir viendo si es algo real o una racha puntual. Por último, anecdótica la vuelta de Brett Favre a donde jugó hace dos años.

Favre en su presentación con los Jets en verano de 2008

14
Sep
10

Week 1: mini-resumen

Llega el lunes, el martes… y la blogosfera footballística se inunda de resúmenes, crónicas, valoraciones, recapitulaciones. Para mí, un novato, que ya me he comprometido a hacer una mini-previa un día en concreto (jueves o viernes), atarme a hacer todos los martes un artículo de resumen es mucha presión. Sin embargo, algo comentaré al respecto.

Los Vikings perdieron en Nueva Orleans frente a los Saints (9-14). Merecidamente, habría que añadir, ya que la descoordinación entre Favre y sus receptores fue evidente, y el equipo no dio un paso adelante en los drives decisivos. La ausencia de Rice puede convertirse en una losa para los de las “Twin Cities”, mientras el QB sólo parece confiar en Visanthe Shiancoe. Nos sabemos este cuento. Los Saints, tras un explosivo primer drive tuvieron algunos problemas en ataque. Ambas defensas estuvieron en su línea del año pasado, aunque en el duelo entre el DT de los Vikings, Jared Allen, y el OT de los Saints, Jermon Bushrod, se decantó del lado de éste último.

En cuanto al resto de la jornada, la vida sigue igual para muchos, para bien y para mal. Los Patriots se impusieron a los Bengals (24-38) y demostraron que tienen la máquina bien engrasada y son aspirantes a todo, comandados por Brady, ahora con melena al viento, y con un brillante Welker que demostró que las lesiones son cosa del pasado (2 TD y 64 yardas en 8 recepciones). Y los Colts siguen sin ponerse a tono. No así Peyton Manning, que continúa siendo… bueno, simplemente Manning: 433 yardas, con un 70% de pases completos para un QB rating de 109,8. Y aún así, van y pierden contra los Texans (24-38).

La sorpresa de la semana inaugural fue, sin embargo, la derrota anoche de los San Diego Chargers frente a los Kansas City Chiefs (14-21). Más allá del viento y la lluvia, los Chargers se toparon contra una defensa muy consistente. Aún así, machacaron en yardas al rival (389 por 197), pero esto demuestra una vez más que las yardas no puntúan. Si pensábamos que la AFC West era de los de San Diego, esperemos un momento, porque puede haber competencia.

07
Sep
10

Una serie de catastróficos errores

Muchas veces los aficionados nos sentamos en nuestro sofá y juzgamos un partido creyendo tener la solución a todos los males de nuestro equipo. Y esa solución seguramente nos parezca de lo más verosímil. Pues en la mayoría de los casos se nos escapará información, matices, antecedentes o simplemente nos faltarán conocimientos, que hacen que el tipo que cobra millones de dólares por gestionar el equipo no obre como nosotros. Sin embargo, uno se planta y observa situaciones como la gestión de los Vikings de los puestos de quarterback en esta offseason y pregunta: “¿se me escapa algo o esto es la peor gestión posible que se podría haber hecho?”.

Pongámonos en antecedentes. En enero, Brett Favre, quarterback de 40 años y abuelo de una criatura (eso es otro cantar), a la par que futuro hall of famer y uno de los mejores jugadores de la historia, disputó la final de conferencia con los Vikings en la que se lesionó de gravedad en el tobillo. Esto dejaba en el aire su continuidad o no una temporada más. Todos nos imaginábamos que sí continuaría, como finalmente ha ocurrido, pero en aquel momento no había nada seguro. Pasó febrero, marzo, abril, mayo y junio, incluidos draft y negociación de agentes libres, tras lo cual los Vikings, comandados por Brad Childress, se presentaron en julio para iniciar el training camp con 3 quarterbacks y a la espera de lo que hiciera Favre. Estos eran:

  • Tarvaris Jackson. 27 años. Elegido por los Vikings en segunda ronda del Draft de 2006 procedente de Alabama State. Ha jugado 30 partidos en 4 temporadas, con un QB rating de 77,9 y un índice de touchdowns por intercepción de 21-18.

  • Sage Rosenfels. 32 años. Elegido por los Redskins en cuarta ronda del Draft de 2001 procedente de Iowa State. Ha jugado 32 partidos en 9 temporadas, con un QB rating de 81,2 y un índice de touchdowns por intercepción de 30-29.

  • Joe Webb. 23 años. Elegido por los Vikings en sexta ronda del Draft de 2010 procedente de UAB (University of Alabama at Birmingham). Debuta esta temporada. Fue drafteado como wide receiver pero jugaba sobre todo de quarterback en la universidad. Childress ha decidido utilizarlo como esto último.

Error nº1: El año pasado, antes de fichar a Favre, el entrenador Brad Childress se pasa todo el verano tratando de convencer al mundo de que Jackson y Rosenfels son quarterbacks idóneos para conducir a los Vikings a la gloria.

Al final se le apareció la virgen en forma de fichaje, y Brett realizó una de las mejores, si no la mejor temporada de su vida. Sí, a los 40 años.

Error nº2: Acaba la temporada, con la lesión de Favre, y su edad ya nombrada, y Minnesota deja pasar en el draft a un jugador como Jimmy Clausen y dos veces (¡dos!) a Colt McCoy.

¿Qué excusa ponen en Minnesota para no empezar a pensar en construir un proyecto de futuro? Clausen o McCoy no hubieran sido titulares con Favre, por supuesto que no. Pero aparte del enorme valor que podría tener en sus carreras compartir equipo con “El hombre de todos los récords”, los Vikings hubieran puesto ya la primera piedra sobre la que construir el futuro de la franquicia, que cada día parece más una pistola con una sola bala en la recámara: o es ahora, o ya no será nunca.

Error nº3: En la agencia libre los Vikings no se preocupan por contratar a buenos jugadores que estaban en el mercado, como Donovan McNabb.

Es cierto, sí ya te lo has jugado todo a que Brett Favre vuelva, fichar a McNabb no tiene sentido, porque no va a ser un suplente, pero es cuando vemos claro a qué juega Childress: o Favre o el fracaso.

Empieza la pretemporada, y Ronsenfels se saca de la manga un partido de 125,9 de rating y 3 TD (touchdowns) ante los Rams y otro de 1 TD y 71 yardas con un 5/6 en pases completos contra los Seahawks. La mejor actuación de Jackson es en el partido contra los 49ers, donde completa 7 pases de 11 para un QB rating de 71,4. Ningún TD en los 4 partidos. A todo esto, Joe Webb se gana al público con actuaciones deslumbrantes, como el último partido, contra los Broncos.

Error nº4: Childress tenía decidido desde el mes de junio que su QB reserva iba a seguir siendo Jackson, pasara lo que pasara.

Rosenfels fue fichado en marzo de 2009 por el vicepresidente de operaciones de los Vikings, no por Childress, que nunca lo quiso en el equipo. En su primera temporada no disputó ni un solo snap en temporada regular. Sin embargo, los grandes números de Rosenfels en esta pretemporada han dejado mal al head coach. Rosenfels ya no ha aceptado ser el QB3 por detrás del paupérrimo Jackson tras haberle ganado la batalla en el campo, y ha sido traspasado a los Giants, donde será el escudero de Eli Manning.

Por tanto: QB1 Favre, QB2 Jackson y QB3 Webb. Si todo sale bien para Favre y los Vikings hacen buena temporada, toda esta serie de catastróficos errores quedará en nada, y Brad Childress aparecerá ante los aficionados como un buen entrenador. Si algo falla en el frágil tobillo de Favre, que se preparen para el fracaso en Minneapolis, y todo lo que no sea echar a Childress será otro error.

14
Ago
10

¿Héroe o villano?

Durante la última semana le he estado dando vueltas a algo: el tema Favre (qué sorpresa, ¿no?). Tengo muy claro que Brett Favre ha inspirado en gran medida mi afición a este deporte. Ha sido y es uno de los jugadores que más he disfrutado viendo, incluso cuando no conocía las reglas del fútbol americano a la perfección, y además, es un tipo que me cae bien. Me caía bien siendo un Packer y me cae bien ahora que es un Viking (de los míos). Sin embargo, esta semana he leído decenas de artículos, columnas, blogs y comentarios que lo tachaban de diva, de montar el circo, de querer acaparar la atención de los medios, etc. Discusiones cruzadas de “vuelve” contra “no vuelve”, de “es un montaje” contra “ahora va en serio”.

Pues bien, para mí diva es Chad Ochocinco, es LeBron James o Cristiano Ronaldo, y tan solo imaginar a Favre entre estos showman no me encaja. Hemos visto a sus compañeros defenderle durante toda la offseason, hablando bien de él y dándole crédito en todo momento para que tome su decisión. ¿Os imagináis a los compañeros de CR7 haciendo eso? Yo la verdad es que no. Está claro que lo hacen porque necesitan al quarterback titular de vuelta, pero creo que hay algo más allá del puro interés deportivo.

Sin embargo, no es menos verdad que el de Gulfport ha dado razones de sobra para ser considerado como tal: no acudir a los training camps de pretemporada, haberse retirado en falso unas cuantas veces, y sobre todo, tener al equipo, a los fans y al mundo entero en vilo sobre si volverá o no esta temporada.

Bueno, pues al final, considerando todas las posturas, yo veo a Favre más como un chico de instituto de 40 años. Simplemente con verle celebrar los touchdowns podéis entender lo que digo, o si no lanzando pases a los chavales en un instituto de su Mississippi natal, como hace unos días. Se le nota en la cara que disfruta como un enano jugando a fútbol americano. Y yo me inclino a pensar que la tardanza en la toma de su decisión se debe exclusivamente a cuestiones médicas. Me temo mucho que el tobillo del quarterback no está en condiciones de jugar, y que él va a agotar la última posibilidad hasta lograrlo.

Cuando la semana pasada estalló la bomba informativa de la retirada se me vino el mundo encima. Footballísticamente hablando, claro está. Pero es que me di cuenta de que mi interés en la próxima temporada decrece en cantidades industriales si Brett Favre no está en el roster de los Vikings. Así que si el 9 de septiembre Brett está en el Louisiana Superdome para comenzar la temporada, me dan igual los circos que monte, merecerá la pena.