Posts Tagged ‘Broncos

09
Oct
10

¿Qué ver? Semana 5

Bueno, llega la semana 5. Justo en medio del puente en España. Para muchos, como yo, va a ser muy difícil ver algún partido en directo, pero los que se queden en casa van a poder trasnochar lo que otras semanas no es posible. Escribo esta entrada a prisas y carreras antes de coger un avión, pero como no quería faltar a mi cita con estas mini-previas, aquí dejo unas pinceladas de qué ver esta semana. Me he mojado más que de costumbre. Por cierto, descansan Dolphins, Patriots, Steelers y Seahawks.

DOMINGO 10 – 19:00

Saint Louis Rams (2-2-0) – Detroit Lions (0-4-0)

Dos de las revelaciones de la temporada, precisamente por ser los dos peores equipos de los últimos años. Los Lions no han conseguido la victoria, pero están jugando mucho mejor que en el pasado y poniendo en apuros a equipos que teóricamente deberían pasarles por encima sin dificultades. Sólo el partido frente a los Vikings estuvo más decantado. Los Rams, en cambio, se encuentran a estas alturas de la temporada con un balance del 50% y Sam Bradford jugando bastante bien. Podrían encontrarse los dos últimos Nº1 del Draft, pero el quarterback de los Lions, Matthew Stafford, aún no parece en condiciones de aparecer.

DOMINGO 10 – 19:00

Denver Broncos (2-2-0) – Baltimore Ravens (3-1-0)

Me salto mi pequeña regla de no repetir horario para recomendar este partido. No parece un duelo por todo lo alto, porque Baltimore está fortísimo tras vencer en Pittsburgh y Denver no tiene gran cosa en cuanto a receptores. Sin embargo, me encanta ver a Kyle Orton y a Joe Flacco. Son dos quarterbacks bastante discutidos, pero la verdad es que los dos han llevado a sus equipos a mejorar. ¿Podrían los Broncos ganar por primera vez en su historia en Baltimore?

MARTES 12 – 2:30

Minnesota Vikings (1-2-0) – New York Jets (3-1-0)

Era el partido de la jornada ya desde hace tiempo, pero el fichaje el miércoles de Randy Moss lo ha hecho revalorizarse aún más. Imprescindible este Monday Night entre los dos perdedores de las finales de conferencia del año pasado. En teoría este año tenían como objetivo dar un paso más allá y alcanzar la Super Bowl, pero los Vikings no han empezado dando buenas sensaciones. El estadio de los Jets no será un escenario fácil para equilibrar su casillero de victorias-derrotas, pero si Brad Childress no se vuelve loco y le da a Adrian Peterson los balones que merece, puede haber emoción. Sanchez está además jugando a un nivel extraordinario, y hay que seguir viendo si es algo real o una racha puntual. Por último, anecdótica la vuelta de Brett Favre a donde jugó hace dos años.

Favre en su presentación con los Jets en verano de 2008

20
Ago
10

El duro camino de Demaryius Thomas

Un día del pasado mes de julio, Demaryius Thomas se quitaba los zapatos y el cinturón para pasar por un detector de metales. Se encontraba  en el Federal Correctional Institution, un penal de mujeres situado en Tallahassee (Florida). El motivo de su estancia allí era una visita para ver a su madre y a su abuela, que cumplen condena por tráfico de drogas en esa cárcel desde 2000.

Era una noche de marzo cuando los gritos de la policía despertaron a Demaryius. Los agentes arrestaron a su madre y a su padrastro, pero ella les pidió que le permitieran dejar listos a sus hijos para ir a la escuela, como un día cualquiera. Así, los levantó, los vistió, les sirvió el desayuno y preparó sus mochilas. Entonces salió con ellos a esperar el autobús, los abrazó y les dijo: “Os veo a la vuelta. Os quiero”. Pero no hubo “vuelta”. La madre de Demaryius Thomas, Katina Smith, fue condenada a 20 años de prisión por posesión de cocaína con intento de distribución. Su abuela, Minnie Pearl Thomas, fue menos afortunada y la sentencia fue de dos cadenas perpetuas con posibilidad de condicional a los 40 años.

Ahora, Demaryius es un proyecto de estrella en la NFL. Es el wide receiver en el que recaen todas las esperanzas de los Denver Broncos. Thomas fue elegido en primera ronda del draft de este año, procedente de Georgia Tech. Fue elegido en la posición 22, siendo la primera elección de la franquicia de Colorado en el draft de este año (incluso por delante de la estrella universitaria Tim Tebow, número 25). Pero llegar ahí, si no es tarea fácil para ningún jugador, lo ha sido menos para Demaryius.

Los padres de Thomas nunca estuvieron casados. Su madre se quedó embarazada a los 15 años, y tuvieron una custodia compartida con buenas relaciones. Posteriormente, su padre ingresó en el ejército, por lo que desde que tiene uso de razón, Demaryius ha vivido con su madre. El ambiente no era el mejor para que creciera un niño, con extraños entrando y saliendo de la casa a todas horas. Él dice que ya era lo suficientemente maduro como para saber lo que pasaba, y que lo que más temía era el desenlace que se dio la noche del 15 de marzo de 2000.

Con su padre entre Kuwait y Arabia Saudí y su madre y su abuela en la cárcel, fueron los tíos de Demaryius, los Brown, quienes se hicieron cargo de él, no sin antes pasar por casas de otros familiares, donde por lo visto había demasiada gente o más drogas. En casa de los Brown, donde también vivió con sus tres primos, Demaryius encontró la estabilidad que necesitaba. Fue bautizado, su tío lo ponía a trabajar en el jardín desde bien temprano, y las normas de llegar a casa eran estrictas. Se centró en los estudios y el deporte, y se convirtió en un atleta de primer nivel.

Hubo un tiempo en el que Thomas era esquivo cuando se trataba de hablar de su madre. Si estaba triste, nunca se lo decía a sus tíos, y por las noches, como él mismo cuenta, se acostaba llorando. La echaba de menos. Sin embargo, este invierno, en las entrevistas previas al draft que le hicieron los equipos, Demaryius Thomas hablaba orgulloso de su madre y de su abuela. Durante toda su adolescencia, hablaba varias veces a la semana con ellas por teléfono, y su madre se ponía a sí misma como el ejemplo de lo que puede pasar por elegir el camino equivocado. Ahora parece que todas las circunstancias de su infancia y adolescencia juegan a su favor, y el entrenador de los Broncos, Josh McDaniels, elogia su carácter a la vez que le augura un gran futuro: “Sabemos de las cosas por las que ha pasado, pero no ha dejado que le afecten en el tipo de persona en el que se ha convertido”.

La visita a la cárcel de Tallahassee finalizaba con llantos y abrazos, pero ahora las reclusas sólo tienen la vista puesta en el 12 de septiembre. Ya planean pintarse la cara y dibujar el número 88 con cinta aislante en sus camisetas color caqui, porque ese día Demaryius Thomas debutará en la NFL contra los Jacksonville Jaguars.

Fuente: denverpost.com