Posts Tagged ‘Danny Woodhead

05
Oct
10

Danny Woodhead, ese currante de Nebraska

En la entrada del otro día contaba que tenía ganas de ver en acción al running back de los Patriots Danny Woodhead. A todos los que hayan visto Hard Knocks este año el nombre les sonará. A los que no, les explicaremos que Hard Knocks es una serie documental. Trata sobre el training camp de una franquicia de la NFL, siguiendo los entrenamientos, negociaciones, reuniones de las diferentes partes del equipo, etc. Es emitida por la prestigiosa HBO, el canal de televisión estadounidense que ha producido series de tanta calidad como Los Soprano, The Wire o Roma.

La edición de este año seguía a los New York Jets de Rex Ryan, y Danny Woodhead era uno de los corredores que intentaba hacerse un hueco en el equipo. Un equipo con RB de la talla de LaDainian Tomlinson o Shonn Greene. Era uno de esos personajes que te caen bien de cada serie, y a los que sigues con atención esperando que triunfen. La “temporada” de esta serie acabó bien para Woodhead, que acabó haciéndose un sitio en el equipo, gustando mucho a los entrenadores, que no dejaban de elogiarle tanto en los entrenamientos como en los partidos de pretemporada. La particularidad de Danny es que mide solamente 1,75, por lo que en un principio puede despertar simpatía por ser “el pequeñito”, como Nate Robinson en la NBA o Juanín García en balonmano. Al final esta percepción suele evadirse y pasamos a considerar al jugador por su calidad. La prueba es que no recuerdo a deportistas de baja estatura que sean famosos sólo por eso. Tienen que tener “algo”, porque triunfar suele ser un hándicap para ellos en según qué deporte.

En el caso de Woodhead, lo que le diferencia del resto y le da su “valor añadido” es su ética de trabajo, su tenacidad y su resistencia al choque. No cabe la menor duda, además, de que es un tipo con talento. Nacido en Nebraska, consiguió el récord histórico en yardas de carrera de toda la NCAA durante su estancia en Chadron State con 7.861 (luego le fue arrebatado por Nate Kmic), además de ganar el Harlon Hill Trophy. Chadron State es una universidad menor, que disputa la “Division II”, donde a priori es más fácil hacer números que en una de las grandes, cuyos rivales son más fuertes y donde las opciones de ataque estén más diversificadas. Sin embargo, también es más difícil llamar la atención allí y promediar 215 yardas por partido en los 4 años de universidad no está al alcance de todos.

Una vez acabada su estancia en el college, Woodhead no fue drafteado. Aún así, firmó momentos después de acabar el draft con los New York Jets, aunque pasó toda su temporada rookie en la lista de lesionados (injury reserve list). En su segundo año (2009) hizo una buena pretemporada, pero fue cortado para ser repescado en el equipo de entrenamiento días después. Sin embargo, tras un par de bajas, acabó jugando 10 partidos. Pocos minutos, pero era un paso importante. Y llegó su tercera temporada, lo que pudimos ver en Hard Knocks. Si no lo habéis visto, pasaos por NFL-Media a ver si aún lo podéis descargar. Woodhead hizo otra pretemporada sorprendente y se ganó un hueco en el equipo. No obstante, los Jets tuvieron que hacerle sitio días después al wide receiver David Clowney, y la forma de hacérselo fue cortando a Danny.

En este punto de la historia, los Patriots le ficharon, y podía parecer que sólo estaba allí para dar información. Los Jets son rivales divisionales de los Patriots, y firmar a un descarte del rival que se sabe su sistema de juego nunca viene mal. Pero la lesión de Kevin Faulk fue el tipo de contingencia necesaria para que Bill Belichick le diera la oportunidad. Debutó contra Buffalo, y además de 42 yardas en 3 carreras, una de ellas fue su primer touchdown como profesional en la NFL. Esta semana contra los Dolphins su peso en el ataque tenía queaumentar, y así ha sido. 36 yardas en 8 carreras y una recepción de 11 yardas para touchdown.

Woodhead lleva el número 39, el mismo que llevaba Maroney. Una pequeña responsabilidad a la que él no da importancia. Es un jugador humilde y trabajador, de ese estamento de la NFL que son los “currantes”. Puede parecer la típica historia que gusta a los periodistas, pero aún riesgo de parecer tópico, me apetecía contarla. Porque a pesar de las continuas noticias en medios españoles sobre “mataperros”, animadoras o jugadores que olvidan el nombre de sus hijos, la NFL tiene historias más simpáticas que también podrían “vender” en los mismos periódicos, como la de Danny Woodhead, ese currante de Nebraska.