Posts Tagged ‘Jets

08
Ene
11

Previa wild card I: sábado

Comienzan los playoffs, ¿qué más vamos a contar? Llega lo más interesante de la temporada, y no hay que perderse ni uno solo de los 11 partidos que nos va a deparar la postemporada. ¿Que no han llegado los mejores? No importa, los 12 equipos presentes van a hacer lo imposible por jugar siempre un partido más, y si no, atentos a los Seahawks esta noche (estas palabras me las comeré a las 2:00 aprox).

En esta primera noche de playoffs, tenemos dos partidos de wild card muy interesantes. Quizás el New Orleans-Seattle no sea el duelo soñado, pero el New York Jets-Indianapolis es un partidazo en mayúsculas.

Vamos a analizar, sin más dilación, la jornada de hoy sábado:

NEW ORLEANS SAINTS – SEATTLE SEAHAWKS


Sábado 8 de enero de 2011 – 22:30 (Canal+ Deportes y Canal+ Deportes HD en España, NBC en Estados Unidos).

Ya no hace falta poner balances en las previas. Llegados a este punto, da igual quién seas, la buena temporada que hayas hecho o que te hayas clasficado en el último drive de la temporada regular. Sólo cuentan los sesenta minutos de fútbol americano que están por delante.

Parece, por el ambiente que se respira en la blogosfera y en los medios, que los 11 que salgan esta noche con la zamarra de los Seahawks tengan que entrar al campo con la cabeza gacha y pidiendo perdón por estar donde están: pues no. Estas son las reglas, no le han robado el sitio a nadie: ni a Giants, ni a Buccaneers. A nadie. Aunque el duelo está a priori desequilibrado, el hecho de que los playoffs de la NFL se disputen a partido por ronda hace que cualquiera pueda ganar. Bla, bla, bla, el tópico de siempre. Pero ojo, los Seahawks juegan en casa, con lo que eso implica (su legendario jugador nº12) y eso sí que es un factor a tener muy en cuenta.

En lo deportivo: de acuerdo, es el duelo más desequilibrado que se va a dar en los playoffs de este año. Son los actuales campeones contra el equipo con peor balance de la historia que se ha clasificado para las eliminatorias. Los Saints han conseguido un promedio de casi 75 yardas más por partido, de casi 5 puntos más por partido, los Seahawks han perdido tres de sus últimos cuatro compromisos de temporada regular, cuando se enfrentaron en la jornada 11 los Saints ganaron 34-19. Menuda avalancha de datos. No hay ninguna estadística a la que acogerse por parte de los Seahawks. De todas formas, los Saints tienen muchas bajas, Reggie Bush va a tener que llevar todo el peso de la carrera, y no está acostumbrado a eso. Ir de underdogs les puede hasta venir bien a los de Pete Carroll: no tienen ninguna presión, todo el mundo espera que pierdan.

Yo, sinceramente, espero un choque competido, porque si no es así, igual me acuesto y me pierdo el otro partido. Espero que a los Saints les cueste, y aunque al final ganen, que los Seahawks planten cara. Sé que a lo mejor es mucho pedir, pero bueno…

NEW YORK JETS – INDIANAPOLIS COLTS


Domingo 9 de enero de 2011 – 2:00 (Sportmania y Canal+ Deportes HD en España, NBC en Estados Unidos).

Una reedición de la final de conferencia del año pasado. Se produce pronto, en la ronda de wild card. Es comprensible viendo la temporada de Patriots y Steelers. No quedaba otra: que los Colts jugaran un partido extra y que los Jets entraran sin ganar su división. Sin embargo, ambos equipos han decepcionado de una forma u otra. Los Colts se han clasificado por inercia, porque sí, porque no saben hacer otra cosa… y por Manning, principalmente. Los Jets apuntaban más alto, comenzaron la temporada bien, pero se han ido desinflando y contra los rivales fuertes han sucumbido más de lo que cabía esperar.

Si ganan los Colts, podremos seguir soñando con una final de la AFC entre Brady y Manning. Deberían poder jugar la Super Bowl alguna vez el uno contra el otro. Si ganan los Jets, tendremos la tercera edición de Brady vs. Ryan. ¿Sanchez que pinta en esto? Pues nada, porque esta temporada ha vuelto a demostrar que no está a la altura en los grandes momentos, y por eso en las previas sigue apareciendo siempre la jeta de Rex Ryan y la del QB rival. Es Manning vs. Ryan, Favre vs. Ryan, Cutler vs. Ryan… Mark Sanchez se ha inventado con Santonio Holmes un par de finales apoteósicos, pero sinceramente, tengo mil veces más ganas de ver a Tomlinson y al propio Holmes que al pufo de Sanchez. El puesto de QB sigue siendo el gran vacío de los Jets.

Iluso de mí, en agosto aposté por un Jets-Packers para la Super Bowl. Imposible no es, pero vamos, que visto lo visto no es lo más probable. No por los Packers, que creo que tienen unas moderadamente altas opciones (ojo a la frase) de jugar el 6 de febrero. Creo que en la NFC hay un vacío de poder que no existe en la AFC: no hay unos Steelers o unos Patriots. Así que creo que los Packers pueden ganar a Falcons, Eagles, Bears, y quien se ponga.

Me he desviado demasiado del tema. Pues eso, que en el partido de esta noche no creo que haya una diferencia de más de un TD para ninguno de los dos. Las apuestas son favorables a los Colts (1,78). Por los Jets se pagan alrededor de 2,26 € por cada euro apostado. Eso significaría que los Colts tienen un 56% de probabilidades de victoria, por un 44% para los neoyorquinos, palmo arriba palmo abajo. No tengo más que decir, id amoldando el sofá a vuestro cuerpo, sacad las camisetas de vuestro equipo (aunque sea la de los Vikings) y preparaos para disfrutar.

26
Dic
10

¿Qué ver? Semana 16

Antes de empezar, quiero pedir disculpas por el apagón producido en este blog durante el último mes. Cuando de nuevo me reincorporé al mundo NFL la semana pasada, aluciné con las cosas que habían pasado en mi ausencia, y me sentí incapaz de escribir una previa de la jornada. Ahora que todo ha vuelto a la normalidad, me dispongo a continuar con la regularidad habitual en este blog. El propósito de Año Nuevo sería aumentar la producción de artículos ahora que llegan los playoffs, pero tampoco me atrevo a hacerlo porque como bien sabemos, la época más interesante del año en la NFL curiosamente coincide con la de exámenes universitarios, y para los que aún los sufrimos, es un auténtico sufrimiento año tras año. Afortunadamente, con el tiempo se ha ido retrasando la fecha de la Super Bowl (antes solía jugarse la última semana de enero) y se han ido adelantado los exámenes (cosas de la reforma). Por tanto, por lo menos en mi caso, no se volverán a repetir escenas como la del 1 de febrero de 2009, cuando tuve que dejar a medias la emocionante final entre los Cardinals y los Steelers por tener un examen al día siguiente. Este año, aunque sea sólo la gran final, podré por fin disfrutar sin presión de ella.

Y dicho esto, que no sé muy bien a qué santo venía, me dispongo a recomendar los tres partidos del domingo-lunes. En Navidad, pueden suceder dos cosas opuestas: que se tenga más tiempo para ver partidos, o que los compromisos típicos de estas fiestas lo impida. En mi caso, puedo ver más que de costumbre, así que me dispongo a contaros mi menú de hoy (y mañana):

DOMINGO 26 – 19:00


New York Jets (10-4-0) – Chicago Bears (10-4-0)

Dos equipos con idéntico récord (10-4) pelearán por alargar su momento dulce tras sendas victorias la semana pasada. Los Jets han ido de más a menos en la temporada, y la sensación de ganar ahogados gracias a milagros de última hora no es casualidad. En este momento podrían ir perfectamente 8-6, y los Patriots han demostrado ser un equipo mucho más sólido. No deberían tener dificultades para mantener la wild card, pero San Diego y Jacksonville andan al acecho. Los Bears, por su parte, han asegurado el título de la NFC Norte (quién lo iba a decir en agosto). Alcanzar a los Falcons tampoco entra ya en sus posibilidades, por lo que su objetivo de cara al final de temporada debería ir encaminado a mantener la enfermería vacía.

DOMINGO 26 – 22:15


New York Giants (9-5-0) – Green Bay Packers (8-6-0)

Quién lo iba a decir. El aclamado mejor equipo de la NFC allá por octubre y el favorito número uno a ganar la conferencia en agosto se ven abocados a un duelo a todo o nada. Si los Giants ganan, estarán clasificados; si son los de Wisconsin los que se llevan el partido, dependerán de sí mismos en la última jornada. Los Bucs pueden ser los tapados, pero si no pasa nada la segunda plaza de wild card en la conferencia Nacional (además del segundo entre Falcons-Saints) va a ser para uno de estos dos. Los Giants van a tener que ser capaces de reponerse de una de las derrotas más duras de los últimos tiempos, y los Packers recuperan a Rodgers. Partido de los grandes. El partido de la jornada, sin duda.

MARTES 28 – 2:30


New Orleans Saints (10-6-0) – Atlanta Falcons (12-4-0)

Normalmente prefiero poner el duelo de la madrugada del domingo, pero esta semana no tenía elección. Un muy decantado Minnesota-Philadelphia no tenía opción de entrar en los tres de la jornada, tenía que serlo el duelo por la NFC Sur. Personalmente, creo que está decidida de antemano pase lo que pase hoy (recordemos que los Falcons cierran la temporada recibiendo a los paupérrimos Panthers). Por tanto, más que el título de división, lo que vamos a ver es una prueba de cómo se desenvuelven ambas escuadras en los partidos de nivel. Los Falcons han tenido una temporada triunfal (incluyendo una victoria en el Superdome), pero para ser favoritos al Lombardi al nivel que lo son ahora los Patriots, tienen que ganar un partido como el de esta semana. Los Saints quieren asegurar los playoffs para no tener una jornada de infarto contra los Tampa Bay Buccaneers en la última.

30
Oct
10

¿Qué ver? Semana 8

Estamos prácticamente en el ecuador de la temporada regular. Llega el frío, anochece antes y las tardes de domingo se vuelven tristes… si no fuera porque hay football. Cuanto más baja la temperatura, más ganas de quedarse en casa y ver partidos. Esta semana, además, nos encontramos ante dos peculiaridades que no se van a dar cita normalmente: en primer lugar, el cambio en la hora de los partidos para los europeos. Esto es debido al reajuste al horario de invierno en el viejo continente. En EE.UU. se hará la próxima semana, así que ésta será la única jornada con partidos a las 18:00 y a las 21:15. La segunda característica es que el lunes es festivo (Todos los Santos). Así podremos vivir los partidos con más margen de sueño, e incluso va a permitir trasnochar en masa para ver el Sunday Night, quien no tenga una fiesta de Halloween.

Hablando estrictamente de la competición, tenemos la primera de las tres jornadas con sólo 13 partidos. Los que descansan son Atlanta Falcons, Chicago Bears, Cleveland Browns, New York Giants, Philadelphia Eagles y Baltimore Ravens. Otro apunte importante: se disputa el Denver Broncos – San Francisco 49ers en Londres. Se está convirtiendo ya en una tradición, y supongo que será un llenazo, porque es la única oportunidad para los aficionados europeos de ver un partido de NFL aquí. No es de los mejores choques que se puede ver hoy en día en la liga, pero estoy seguro que los poseedores de una entrada se lo van a pasar en grande sin importar los equipos. Vamos ya con el menú:

DOMINGO 31 DE OCTUBRE – 18:00


Green Bay Packers (4-3-0) – New York Jets (5-1-0)

Los dos son colíderes en sus respectivas divisiones. Los dos están jugando a un altísimo nivel (los Packers lo hicieron cuando no tenían tantas bajas). Sinceramente, eran mis dos candidatos para la Super Bowl en agosto. Lo digo, y así de paso lo dejo por escrito. Los Jets están mejorando a pasos de gigante. Mark Sanchez parece fiable y todo. Clay Matthews va a estar más rodado que ante los Vikings. Los Jets por su parte van a estar descansados tras su semana de descanso. Han tenido 15 días para preparar el partido de mañana. Mi pronóstico es una victoria Jet precisamente por eso: están descansados, mientras que los de Wisconsin vienen de un partido de máxima exigencia contra Minnesota. Este primer plato es para acompañar con un poco de Dolphins – Bengals como guarnición.

DOMINGO 31 DE OCTUBRE – 21:15


Minnesota Vikings (2-4-0) – New England Patriots (5-1-0)

Soy perseverante en recomendar los partidos de los Vikes, pese a que ofrecen mejoras muy pequeñas de semana en semana. En ésta, por si faltaba algo, resulta que Favre está muy lesionado. Digo muy porque creo que el de Mississippi es un lesionado crónico a estas alturas. Pero ahora está hecho un trapo. Aún así, se presume que va a jugar. ¿Tendrá Childress las narices de sentarlo por decisión técnica? Yo creo que no, aunque el quarterback está haciendo méritos para ello. ¿Hace falta más? Ah, sí, que juegan contra los Patriots, el mejor equipo de este partido sin duda. Favoritos a llevárselo a pesar de su pobre defensa. En mi opinión ganaron la semana pasada más por demérito de San Diego que por otra cosa, pero un 5-1 como el que aparece en el casillero de los Pats no se consigue de cualquier forma. Es un equipo muy sólido que ha ganado tranquilidad con la salida de Randy Moss. Por cierto, vuelve al lugar donde jugó durante tres temporadas hasta hace menos de un mes. Como guarnición, el Titans – Chargers.

LUNES 1 DE NOVIEMBRE – 1:30


Pittsburgh Steelers (5-1-0) – New Orleans Saints (4-3-0)

Buen postre en la jornada de domingo. Los dos actuales campeones se enfrentan en el Superdome. No es el partido propicio para que los Saints remonten el vuelo, pero un tipo como Drew Brees se va a crecer seguro. No puede lanzar de nuevo cuatro intercepciones, y este domingo toca partidazo. La defensa de los Steelers supo parar muy bien la semana pasada las pérdidas del ataque, y tiene otro test importante frente a los de Louisiana. Las bajas de Bush y Pierre-Thomas se le pueden hacer cuesta arriba a los actuales campeones, pero si tienen intención de salir de la tercera plaza en su división, van a tener que ganar partidos difíciles como éste.

09
Oct
10

¿Qué ver? Semana 5

Bueno, llega la semana 5. Justo en medio del puente en España. Para muchos, como yo, va a ser muy difícil ver algún partido en directo, pero los que se queden en casa van a poder trasnochar lo que otras semanas no es posible. Escribo esta entrada a prisas y carreras antes de coger un avión, pero como no quería faltar a mi cita con estas mini-previas, aquí dejo unas pinceladas de qué ver esta semana. Me he mojado más que de costumbre. Por cierto, descansan Dolphins, Patriots, Steelers y Seahawks.

DOMINGO 10 – 19:00

Saint Louis Rams (2-2-0) – Detroit Lions (0-4-0)

Dos de las revelaciones de la temporada, precisamente por ser los dos peores equipos de los últimos años. Los Lions no han conseguido la victoria, pero están jugando mucho mejor que en el pasado y poniendo en apuros a equipos que teóricamente deberían pasarles por encima sin dificultades. Sólo el partido frente a los Vikings estuvo más decantado. Los Rams, en cambio, se encuentran a estas alturas de la temporada con un balance del 50% y Sam Bradford jugando bastante bien. Podrían encontrarse los dos últimos Nº1 del Draft, pero el quarterback de los Lions, Matthew Stafford, aún no parece en condiciones de aparecer.

DOMINGO 10 – 19:00

Denver Broncos (2-2-0) – Baltimore Ravens (3-1-0)

Me salto mi pequeña regla de no repetir horario para recomendar este partido. No parece un duelo por todo lo alto, porque Baltimore está fortísimo tras vencer en Pittsburgh y Denver no tiene gran cosa en cuanto a receptores. Sin embargo, me encanta ver a Kyle Orton y a Joe Flacco. Son dos quarterbacks bastante discutidos, pero la verdad es que los dos han llevado a sus equipos a mejorar. ¿Podrían los Broncos ganar por primera vez en su historia en Baltimore?

MARTES 12 – 2:30

Minnesota Vikings (1-2-0) – New York Jets (3-1-0)

Era el partido de la jornada ya desde hace tiempo, pero el fichaje el miércoles de Randy Moss lo ha hecho revalorizarse aún más. Imprescindible este Monday Night entre los dos perdedores de las finales de conferencia del año pasado. En teoría este año tenían como objetivo dar un paso más allá y alcanzar la Super Bowl, pero los Vikings no han empezado dando buenas sensaciones. El estadio de los Jets no será un escenario fácil para equilibrar su casillero de victorias-derrotas, pero si Brad Childress no se vuelve loco y le da a Adrian Peterson los balones que merece, puede haber emoción. Sanchez está además jugando a un nivel extraordinario, y hay que seguir viendo si es algo real o una racha puntual. Por último, anecdótica la vuelta de Brett Favre a donde jugó hace dos años.

Favre en su presentación con los Jets en verano de 2008

05
Oct
10

Danny Woodhead, ese currante de Nebraska

En la entrada del otro día contaba que tenía ganas de ver en acción al running back de los Patriots Danny Woodhead. A todos los que hayan visto Hard Knocks este año el nombre les sonará. A los que no, les explicaremos que Hard Knocks es una serie documental. Trata sobre el training camp de una franquicia de la NFL, siguiendo los entrenamientos, negociaciones, reuniones de las diferentes partes del equipo, etc. Es emitida por la prestigiosa HBO, el canal de televisión estadounidense que ha producido series de tanta calidad como Los Soprano, The Wire o Roma.

La edición de este año seguía a los New York Jets de Rex Ryan, y Danny Woodhead era uno de los corredores que intentaba hacerse un hueco en el equipo. Un equipo con RB de la talla de LaDainian Tomlinson o Shonn Greene. Era uno de esos personajes que te caen bien de cada serie, y a los que sigues con atención esperando que triunfen. La “temporada” de esta serie acabó bien para Woodhead, que acabó haciéndose un sitio en el equipo, gustando mucho a los entrenadores, que no dejaban de elogiarle tanto en los entrenamientos como en los partidos de pretemporada. La particularidad de Danny es que mide solamente 1,75, por lo que en un principio puede despertar simpatía por ser “el pequeñito”, como Nate Robinson en la NBA o Juanín García en balonmano. Al final esta percepción suele evadirse y pasamos a considerar al jugador por su calidad. La prueba es que no recuerdo a deportistas de baja estatura que sean famosos sólo por eso. Tienen que tener “algo”, porque triunfar suele ser un hándicap para ellos en según qué deporte.

En el caso de Woodhead, lo que le diferencia del resto y le da su “valor añadido” es su ética de trabajo, su tenacidad y su resistencia al choque. No cabe la menor duda, además, de que es un tipo con talento. Nacido en Nebraska, consiguió el récord histórico en yardas de carrera de toda la NCAA durante su estancia en Chadron State con 7.861 (luego le fue arrebatado por Nate Kmic), además de ganar el Harlon Hill Trophy. Chadron State es una universidad menor, que disputa la “Division II”, donde a priori es más fácil hacer números que en una de las grandes, cuyos rivales son más fuertes y donde las opciones de ataque estén más diversificadas. Sin embargo, también es más difícil llamar la atención allí y promediar 215 yardas por partido en los 4 años de universidad no está al alcance de todos.

Una vez acabada su estancia en el college, Woodhead no fue drafteado. Aún así, firmó momentos después de acabar el draft con los New York Jets, aunque pasó toda su temporada rookie en la lista de lesionados (injury reserve list). En su segundo año (2009) hizo una buena pretemporada, pero fue cortado para ser repescado en el equipo de entrenamiento días después. Sin embargo, tras un par de bajas, acabó jugando 10 partidos. Pocos minutos, pero era un paso importante. Y llegó su tercera temporada, lo que pudimos ver en Hard Knocks. Si no lo habéis visto, pasaos por NFL-Media a ver si aún lo podéis descargar. Woodhead hizo otra pretemporada sorprendente y se ganó un hueco en el equipo. No obstante, los Jets tuvieron que hacerle sitio días después al wide receiver David Clowney, y la forma de hacérselo fue cortando a Danny.

En este punto de la historia, los Patriots le ficharon, y podía parecer que sólo estaba allí para dar información. Los Jets son rivales divisionales de los Patriots, y firmar a un descarte del rival que se sabe su sistema de juego nunca viene mal. Pero la lesión de Kevin Faulk fue el tipo de contingencia necesaria para que Bill Belichick le diera la oportunidad. Debutó contra Buffalo, y además de 42 yardas en 3 carreras, una de ellas fue su primer touchdown como profesional en la NFL. Esta semana contra los Dolphins su peso en el ataque tenía queaumentar, y así ha sido. 36 yardas en 8 carreras y una recepción de 11 yardas para touchdown.

Woodhead lleva el número 39, el mismo que llevaba Maroney. Una pequeña responsabilidad a la que él no da importancia. Es un jugador humilde y trabajador, de ese estamento de la NFL que son los “currantes”. Puede parecer la típica historia que gusta a los periodistas, pero aún riesgo de parecer tópico, me apetecía contarla. Porque a pesar de las continuas noticias en medios españoles sobre “mataperros”, animadoras o jugadores que olvidan el nombre de sus hijos, la NFL tiene historias más simpáticas que también podrían “vender” en los mismos periódicos, como la de Danny Woodhead, ese currante de Nebraska.

26
Sep
10

¿Qué ver? Semana 3

Antes que nada, disculpas por la poca actividad. Comienza el curso académico en la universidad, y todo se hace más difícil de llevar. Una vez coja la rutina seguro que encuentro más tiempo para volver a las tres o cuatro entradas semanales, que yo creo que es lo ideal en un blog como éste.

Una vez más, he vuelto a plantearme pasar de la recomendación de tres partidos a incluir cuatro, por aquello de tener uno por horario, pero lo he vuelto a desestimar. Supongo que me lo volveré a preguntar las 14 semanas que quedan. Lo he hecho esta vez porque se queda desierto el partido de las 22:15 del domingo (hora española). De todas formas, yo veré el Eagles – Jaguars, si es que a alguien le interesa. No nos entretengamos más y vamos a los tres de la jornada 3 (valga la redundancia):

DOMINGO 26 – 19:00


Dallas Cowboys (0-2-0) – Houston Texans (2-0-0)

He luchado contra mí mismo por no meter aquí el Lions-Vikings, pero para mí, éste que os recomiendo es el mejor partido del domingo tarde-noche. Los Cowboys llegaban a la nueva temporada con unas posibilidades altísimas, exigidos prácticamente a llegar a la Super Bowl que se celebra en su estadio, y han empezado la temporada de forma errática. Los jugadores no quieren ni oír hablar de la finalísima, con razón. Los Texans, por su parte, tienen un 2-0 en su casillero tras dos partidos muy complicados. Matt Schaub está lanzando de maravilla, y Arian Foster ha comenzado la temporada marcando los mejores registros de la liga. De todas formas, los Cowboys tienen mucho talento, y se dice que en Texas todo es más grande, así que la rivalidad de este derbi es enorme.

LUNES 27 – 2:20


New York Jets (1-1-0) – Miami Dolphins (2-0-0)

Duelo en la AFC Este. Decía Rex Ryan en Hard Knocks (el reality de la HBO sobre la pretemporada de los Jets) que el mejor sitio para estar es donde las expectativas son altas. Pues en estas dos franquicias son muy altas, porque por fin han conseguido armar dos equipos que inviten a soñar en grande. Los Jets perdieron el primer partido contra los Ravens, pero la impresionante victoria de la semana pasada contra los Patriots les pone de nuevo en el mapa. Los Dolphins, en cambio, no conocen la derrota, y vienen de batir a los Vikings a domicilio. Con la baja del CB de los Jets Darrelle Revis, será Antonio Cromartie el que se encargue de defender a Brandon Marshall. Los Dolphins se han mostrado como una defensa muy sólida, pero ahora es el ataque el que debe dar un paso adelante y tirar del equipo. En los neoyorquinos, todos los ojos van a estar sobre el QB Mark Sanchez, esperando que repita su buena actuación del domingo pasado. ¿Va ganando madurez o es sólo que tiene grandes acompañantes?

MARTES 28 – 2:30


Green Bay Packers (2-0-0) – Chicago Bears (2-0-0)

El primer gran duelo divisional de la NFC Norte nos espera en el postre de la jornada, el Monday Night. Mientras que los Packers están donde deberían estar (2-0), no teníamos tan claro que los Bears fueran a llegar a la segunda semana invictos. Esta rivalidad es de las míticas en la NFL, probablemente la que tiene más tradición en la NFC Norte. Hay además un interesante duelo de quarterbacks: Jay Cutler parece haber renacido bajo la tutela de Mike Martz, pero muchos creen que es sólo un espejismo y afilan el cuchillo esperando que falle. En el otro lado, Aaron Rodgers sigue postulándose a mejor QB de la liga. Tras un inicio dudoso ante los Eagles (3 sacks, QB rating de 73,1), volvió a ser el mismo ante los Buffalo Bills. Pero claro, eran los Bills. También hay muchas ganas de ver al RB de los Bears Matt Forte (3 TD de recepción en lo que va de temporada) y cómo no, a la bestia de Clay Matthews, el linebacker de los Packers que sale a 3 sacks por partido. Disfruten del menú.

18
Sep
10

¿Qué ver? Semana 2

La primera semana siempre es excitante de por sí. Cada partido tiene emoción porque significa ver a todos los conjuntos de la liga competir por primera vez. No obstante, los equipos no están al máximo. Tampoco lo van a estar esta jornada, pero es ahora, en la week 2, donde vamos a empezar a intuir las trayectorias de las 32 escuadras, viendo qué fue un espejismo y qué no. Con 16 partidos por temporada, pocos se pueden permitir un inicio dubitativo, cada partido es muy valioso. Vamos a ver este fin de semana si los Chiefs tuvieron suerte en una noche de lluvia o son candidatos a equipo revelación de este año, si los Patriots son tan fieros como en los buenos tiempos o si los Colts van a tener un arranque “perezoso”. Aquí viene la mini-guía de los choques a seguir. He tenido dudas entre mantenerla en 3 partidos o ampliarla a 4: uno por horario. He decidido mantenerla en 3, pero nunca solapando partidos que se jueguen a la vez.

DOMINGO 19 SEP – 19:00


Miami Dolphins (1-0-0) – Minnesota Vikings (0-1-0)

Tenemos tres buenos partidos el domingo a las siete. El multipantalla debe funcionar a toda máquina para aquellos que puedan permitírselo. Hablo del Dolphins-Vikings, el Bears-Cowboys y el Ravens-Bengals. Sin embargo, si hay que escoger uno, me decanto por el primero. Porque soy seguidor de los “purple and gold”, pero también porque va a haber un duelo muy bonito entre el DT de los Vikings, Jared Allen y el OT de los de Florida, Jake Long. También habrá que ver si los Dolphins son candidatos a los playoffs, puesto que la victoria sobre los Bills no es el mejor termómetro de sus posibilidades. Ojo también a la compenetración entre Favre y sus receptores, y a ver si Adrian Peterson gana protagonismo en el ataque vikingo.

DOMINGO 19 SEP – 22:15


New England Patriots (1-0-0) – New York Jets (0-1-0)

Uno de los partidos que ambas aficiones han marcado en rojo al inicio de la temporada. Un gran escenario: el nuevecito Meadowlands Stadium. Además, se odian. Tom Brady odia a los Jets. Rex Ryan odia a Tom Brady. ¡Hay odio en cantidades industriales! Para mí es el choque más interesante de este fin de semana. Vamos a ver a los dos grandes candidatos de la AFC Este frente a frente. Los Pats han ganado a los Jets en 8 de sus últimas 9 visitas a la gran manzana. En el enfrentamiento de jugadores, habrá que estar atentos al CB de los Jets Darrelle Davis contra el WR de los Pats, Randy Moss. El año pasado el defensor Jet probó su superioridad (por mucho), pero siempre es interesante ver el face to face entre dos jugadores de esa talla. También hay que seguir a Welker, el pequeño gran atacante de New England, y al cuerpo de receptores de New York, manco hasta que juegue Santonio Holmes.

LUNES 20 SEP – 2:20


New York Giants (1-0-0) – Indianapolis Colts (0-1-0)

¿Hay alguien que no sepa que estos dos equipos juegan este domingo (ya será lunes aquí)? Es Manning contra Manning. ¿Cómo sino iba a empezar esta previa? Todas las webs abren con la foto de los dos hermanos. Ambos tienen un anillo, ambos son ganadores, son nombrados como la “realeza” de la liga. De todas formas, en lo deportivo me sorprendería mucho todo lo que no sea una victoria de los Colts, que juegan en su casa, y vienen de perder contra pronóstico en Houston. Son los actuales campeones de la conferencia americana, y tienen básicamente lo mismo que les llevó a la finalísima el año pasado, así que un 0-2 en su casillero haría muy larga la semana en Indianapolis. Los Giants tienen un pass rush que puede poner en aprietos a Peyton Manning. Y a pesar de que Eli está en los focos, son Ahmad Bradshaw y Brandon Jacobs los que van a tener la responsabilidad de romper la defensa de los Colts por tierra, viendo como Arian Foster campó a sus anchas en la jornada 1. ¿No merece la pena trasnochar?