Posts Tagged ‘offseason

09
Ago
11

Verano sin ‘golpes’

Hard Knocks es, junto con America’s Game, el mejor producto televisivo del mundo NFL, y probablemente del planeta deporte en general. No conozco ningún equivalente en, por ejemplo, la NBA que iguale en calidad a este reality de la HBO y NFL Films. En realidad, el único reality que me suena del mundo de la canasta es Basketball Wives de VH1, y aunque no me gusta juzgar lo que no he visto, el título ya nos deja caer que estamos hablando de cosas distintas. Y a este lado del charco… ¿qué os voy a contar? Exceptuando Informe Robinson, de Canal+, (de la mejor televisión que se puede ver hoy en día) la forma en la que se vende el deporte a nivel audiovisual se reduce a no dilapidar lo que el producto (fútbol) proporciona por sí mismo: 3D, HD, tropecientas cámaras. El resto se reduce a infinitas horas de amarillismo deportivo. Y de realities mejor ni hablar. El término está tan denigrado en estas latitudes que, hoy por hoy, una característica sine qua non para la realización de un reality en España implica la presencia de sus protagonistas en Sálvame y derivados.

Todo esto venía a que Hard Knocks es un reality de la leche. Se dan la mano football y HBO. ¿Qué más podemos pedir? El resultado no es exactamente una mezcla entre un capítulo de The Wire y la Super Bowl, pero desde el minuto uno, se adivina el sello de la mejor factoría de televisión del mundo. Aunque la primera edición se remonta al año 2001 en el campamento de los Ravens, yo tuve la suerte de descubrirlo el año pasado con los Jets. Aunque no es una lección de cómo funciona este deporte, sí que es el mejor testimonio de cómo se desarrolla la Liga en muchos aspectos que no son actualidad a diario, o que se dan por supuestos en el aficionado medio. La agencia libre, los holdout, el día a día de los novatoss, la mecánica de los training camps, los cortes de jugadores… Una joya.

Darrelle Revis en el cartel de Hard Knocks 2010.

Hard Knocks es sinónimo de pretemporada, igual que lo son las guías de Sporting News o Pro Football Weekly. Sin embargo, este año, el lockout ha trastocado el devenir normal de los acontecimientos y las guías, que normalmente se editan en el mes de mayo, están saliendo a estas alturas de las rotativas, a prisas y carreras. En el caso de Hard Knocks, desgraciadamente, nos olvidamos. HBO y NFL Films no consiguieron que ningún equipo aceptara en cuestión de días la filmación de su pretemporada, así que sólo queda esperar a 2012. Bucs, Falcons y Lions rechazaron el ofrecimiento, mientras que otros equipos, entre los que estaban los Bears y los Broncos, dijeron públicamente que su respuesta sería “no” en caso de recibir la oferta. La cadena ha anunciado que emitirá un especial “10º aniversario” con los mejores momentos de las anteriores ediciones, que además incluirá un “¿Qué fue de ellos?”.

Este año suponía una oportunidad inigualable para ver qué se cuece en un vestuario en estas fechas. Cuatro meses de offseason concentrados en pocas semanas hubieran sido capaces incluso de eclipsar las charlas de Rex Ryan del año pasado. ¿Os imagináis ser partícipes de los gritos de Belichick a Ochocinco en los Patriots? ¿O contemplar los entresijos de la súper producción que se intuye en Philadelphia? ¿O compadecer a Henne en la psicosis de quarterbacks que se vive en Miami? Esta vez nos quedamos con las ganas.

01
Ago
10

Dinamic duo (o trío)

Sé que es el tema fácil de la semana, pero es que no puedo evitar hablar del fichaje de Terrell Owens (en adelante T.O.) por los Cincinnati Bengals.

T.O. buscaba algún lugar donde acabar su carrera y los Bengals un arma de ataque más que añadir a su arsenal a un módico precio (2 millones de dólares por una temporada). Sin embargo, T.O. es tan conocido por sus carreras como por su ego, y la prensa de Cincinnati se frota las manos de pensar el juego que puede dar un cóctel compuesto por T.O. y Chad Ochocinco.

Ochocinco (ex Chad Johnson, historia que da para otra entrada) es probablemente la diva más diva de la liga y el jugador con más autoestima del momento. Sin embargo, no se puede negar que está entre los 10-15 mejores receptores de la liga, y eso le da algo de crédito a la hora de ser escuchado por sus directivos. Pues bien, Ochocinco lleva toda la offseason pidiendo el fichaje de T.O., que estaba sin equipo. Que si “es muy amigo mío”, que si “él será Batman y yo Robin”… Al final los Bengals han llegado a un acuerdo con el veterano receptor. Otras razones habría además de Ochocinco para realizar el fichaje, no digo que no.

Antonio Bryant, el tercer receptor en discordia, tampoco es una monjita de la caridad. En su etapa en los Dallas Cowboys, le lanzó la camiseta sudada a su entrenador. Puntualicemos: a la cara de su entrenador. En 2007 fue suspendido toda la temporada por violación de la política de la liga en abuso de sustancias (no sé muy bien cuáles). Al igual que Owens, está en su quinto equipo, siendo estrellas de la NFL. Eso da una idea de cuál es su comportamiento.

Sin embargo, aunque está siendo muy cuestionado el fichaje, yo daría una oportunidad a T.O. y a estos Bengals. Marquen con subrayador todos sus partidos, empezando por la primera jornada contra los Patriots.

Primero que nada, T.O. sabe que no es la estrella de este equipo. En teoría los Bengals han fichado a T.O. para suplir puntualmente a Antonio Bryant, que sale de una operación de rodilla, aunque desde los Bengals han negado que esté en baja forma, así que se podría preparar un combo de los tres juntos: Owens, Ochocinco y Bryant. Pero en ningún caso T.O. va a ser el WR (wide receiver) principal.

Para continuar, no se puede comparar el rendimiento del año pasado de T.O. en los Bills con el que pueda tener este año. Los Bills eran un equipo prácticamente desahuciado con un QB (quarterback) cuando menos mediocre, mientras que los Bengals son actuales campeones de su división, aspiran a todo y tienen a un crack como comandante de su ataque, Carson Palmer.

Por último, y en cuanto a los problemas de vestuario, en Cincinnati están versados en esas lides, y si no mirad lo que dijo Andre Caldwell (WR) al ser preguntado sobre este tema: “Si Chad no logró perturbar a este vestuario, no creo que nadie lo logre. Con Chad era suficiente. Sí él no ha trastornado a este equipo, no creo que T.O. pueda hacerlo”.

Que empiece el espectáculo.

PD: Un vídeo de los tres figuras juntos.