Posts Tagged ‘Rams

02
Ene
11

¿Qué ver? Semana 17

Hasta aquí hemos llegado. Hoy acaba la temporada regular de la NFL, lo que también significa el final del camino para 20 de los 32 equipos de la liga. Para los 12 equipos restantes, y también para la gran mayoría de los aficionados, ahora empieza el período más emocionante del año: 5 intensas semanas que nos llevarán hasta la Super Bowl de Dallas, el 6 de febrero.

Por desgracia, hemos llegado a una última jornada un poco descafeinada, con menos en juego de lo que hubiera sido deseable. Así que vamos a ver qué tres partidos pueden ofrecernos emoción:

DOMINGO 2 – 19:00


Tampa Bay Buccaneers (9-6-0) – New Orleans Saints (11-4-0)

¿Quién lo hubiera dicho? Los Bucs luchando hasta el último momento por jugar los playoffs. La trayectoria de este equipo a lo largo del año ha sido encomiable, y ello les permite llegar vivos hoy, teniendo en cuenta que están en una de las divisiones más fuertes de la liga, la NFC Sur. Haría falta una carambola para que los de Florida jueguen la semana que viene la ronda de wild card, pero llegados a este punto, es obligatorio soñar. Sólo les vale la victoria y que Packers y Giants pierdan sus respectivos encuentros.

DOMINGO 2 – 22:15


Chicago Bears (11-4-0) – Green Bay Packers (9-6-0)

Los Green Bay Packers pueden dar gracias por llegar en estas condiciones a la última jornada. Por lo que se intuía, este partido iba a ser dramático, pero la victoria de la semana pasada unida a la derrota de los Eagles hace que los Packers dependan de sí mismos y los Bears no se jueguen nada. No me imagino la postemporada sin Aaron Rodgers o Clay Mathews, pero la rivalidad entre estos dos equipos es mítica (con todas las letras) y los de la Ciudad del Viento no van a ir de paseo al Lambeau.

LUNES 3 – 2:30


St. Louis Rams (7-8-0) – Seattle Seahawks (6-9-0)

El partido final de la temporada regular es además el partido de la jornada. El único choque donde se van a jugar las castañas los dos contendientes. Es una especie de final por el título de la NFC Oeste, la división más floja de la liga, y que ha dado tanto que hablar estos días sobre la justicia o no de que su campeón juegue los playoffs. La simpatía popular por Bradford es creciente, pero los de Whitehurst juegan en casa.

Anuncios
09
Oct
10

¿Qué ver? Semana 5

Bueno, llega la semana 5. Justo en medio del puente en España. Para muchos, como yo, va a ser muy difícil ver algún partido en directo, pero los que se queden en casa van a poder trasnochar lo que otras semanas no es posible. Escribo esta entrada a prisas y carreras antes de coger un avión, pero como no quería faltar a mi cita con estas mini-previas, aquí dejo unas pinceladas de qué ver esta semana. Me he mojado más que de costumbre. Por cierto, descansan Dolphins, Patriots, Steelers y Seahawks.

DOMINGO 10 – 19:00

Saint Louis Rams (2-2-0) – Detroit Lions (0-4-0)

Dos de las revelaciones de la temporada, precisamente por ser los dos peores equipos de los últimos años. Los Lions no han conseguido la victoria, pero están jugando mucho mejor que en el pasado y poniendo en apuros a equipos que teóricamente deberían pasarles por encima sin dificultades. Sólo el partido frente a los Vikings estuvo más decantado. Los Rams, en cambio, se encuentran a estas alturas de la temporada con un balance del 50% y Sam Bradford jugando bastante bien. Podrían encontrarse los dos últimos Nº1 del Draft, pero el quarterback de los Lions, Matthew Stafford, aún no parece en condiciones de aparecer.

DOMINGO 10 – 19:00

Denver Broncos (2-2-0) – Baltimore Ravens (3-1-0)

Me salto mi pequeña regla de no repetir horario para recomendar este partido. No parece un duelo por todo lo alto, porque Baltimore está fortísimo tras vencer en Pittsburgh y Denver no tiene gran cosa en cuanto a receptores. Sin embargo, me encanta ver a Kyle Orton y a Joe Flacco. Son dos quarterbacks bastante discutidos, pero la verdad es que los dos han llevado a sus equipos a mejorar. ¿Podrían los Broncos ganar por primera vez en su historia en Baltimore?

MARTES 12 – 2:30

Minnesota Vikings (1-2-0) – New York Jets (3-1-0)

Era el partido de la jornada ya desde hace tiempo, pero el fichaje el miércoles de Randy Moss lo ha hecho revalorizarse aún más. Imprescindible este Monday Night entre los dos perdedores de las finales de conferencia del año pasado. En teoría este año tenían como objetivo dar un paso más allá y alcanzar la Super Bowl, pero los Vikings no han empezado dando buenas sensaciones. El estadio de los Jets no será un escenario fácil para equilibrar su casillero de victorias-derrotas, pero si Brad Childress no se vuelve loco y le da a Adrian Peterson los balones que merece, puede haber emoción. Sanchez está además jugando a un nivel extraordinario, y hay que seguir viendo si es algo real o una racha puntual. Por último, anecdótica la vuelta de Brett Favre a donde jugó hace dos años.

Favre en su presentación con los Jets en verano de 2008

04
Sep
10

La era Bradford

2010 seguramente sea recordado en St. Louis como el año cero de la era Bradford. O al menos eso esperan en Missouri. El quarterback Samuel Jacob Bradford, formado en la universidad de Oklahoma, se enfrenta a su primera temporada como profesional. Fue escogido en la primera elección global del draft 2010 por los Rams tras una carrera universitaria espectacular, ganando el Heisman Trophy como sophomore (jugador de 2º año) y consiguiendo el récord absoluto de yardas de pase de su universidad. Para los seguidores de St. Louis Sam Bradford es el remedio a todas las enfermedades de los Rams, la panacea, el agua bendita que sanará todas sus heridas. Lo tiene todo para triunfar, pero ¿puede realmente tener un impacto notable en la temporada que empieza?

El chico lo tiene todo. Es rápido, increíblemente preciso y lee las defensas mejor que la media de quarterbacks titulares. El único problema es su hombro derecho. La pasada temporada sufrió un esguince en la articulación acromioclavicular (comúnmente luxación de clavícula) que le hizo perderse tres partidos, y de la que recayó al reaparecer. Se ha operado en esta offseason, pero planea una sombra de preocupación al respecto. Sin embargo, con el contrato que le han firmado de 50 millones de dólares garantizados (que pueden llegar a 86 millones) por seis años, en St. Louis probablemente se han hecho con el mejor equipo de fisioterapeutas y médicos del mundo. Muy seguros tienen que estar en los Rams para haberlo convertido en el rookie mejor pagado de la historia. Literalmente, el futuro de la franquicia está sobre sus hombros.

El año pasado los Rams tuvieron un ratio de touchdowns por intercepción de 11-21, lo que da una idea del pobre nivel de su ofensiva y sus quarterbacks. Es indudable que Bradford va a mejorar el nivel que había, pero quizás no sea conveniente “quemarlo” tan pronto en un equipo que ha usado 41 quarterbacks en 15 años. Si el teórico reserva A.J. Feeley está sano después de su lesión en el partido 3 de pretemporada, creo que deberían empezar la temporada con él. Es comprensible que estén impacientes en St. Louis por ponerse en manos del rookie, más aún con sus dos últimos ensayos de preseason, en los que hizo QB ratings de 125,0 y 153,5 respectivamente. Pero empezar la temporada en el banco puede suponer quitarle presión a Bradford, que va a tener muchos años por delante para hacerse con el equipo.

Aunque Steve Spagnuolo (el entrenador de los Rams) aún no ha hecho pública su decisión, mucho me tendría que equivocar para que el pick nº 1 del pasado draft no sea titular contra los 49ers. Es comprensible que cuando te gastas tanto dinero y generas esa expectación, el público te pida que juegue. Mientras Spagnuolo se lo piensa, los columnistas de la ciudad le exigen que Bradford sea su QB1. Suponiendo, pues, que así va a ser, el objetivo de Bradford en esta temporada ha de ser coger confianza y adecuarse al juego profesional. No se le puede pedir que lidere el ataque con un juego por aire en su año rookie, sino que debería manejar la ofensiva simplemente de manera correcta, dejando el peso de la anotación y el riesgo al RB Steven Jackson. Los Rams fueron el peor equipo de la liga en 2009, y mientras Bradford vaya cogiendo galones, deberían centrarse en que progrese como jugador y como líder, a la vez que mejoran sus estadísticas como equipo. Siendo el peor ataque y la segunda peor defensa, no es difícil hacerlo, teniendo en cuenta que forman parte de una muy devaluada NFC West.

Sam Bradford es un jugador con un gran futuro por delante. De él mismo, pero también de los Rams, depende que se convierta en uno de los mejores quarterbacks de la liga o en otro proyecto fallido de estrella (véase JaMarcus Russell).

Edito: una hora después de publicar este post, Bradford ha sido confirmado como QB1 para el primer partido de la temporada. Antes escribo…