Posts Tagged ‘Sportmania

14
Oct
10

Moisés Molina: “Se ha perdido la rigurosidad en el periodismo”

Moisés Molina (Vancouver, 1967) no es un periodista convencional. Es de esos que se han hecho a sí mismos (aunque suene a tópico) en la redacción más que en las clases, y cuyos libros de texto fueron las revistas deportivas de los 80. Canadiense de nacimiento, y español de adopción, ha crecido viendo a los grandes del periodismo deportivo norteamericano, y los ha adaptado a su forma de contar el deporte. Va a cumplir 15 años en Digital+, gran escuela de periodistas como Carlos Martínez, Antoni Daimiel o Miguel Ángel Calleja, y es allí donde ha narrado las cuatro grandes ligas profesionales americanas: la NBA de baloncesto, la NFL de fútbol americano, la NHL de hockey sobre hielo y la MLB de béisbol. Puede presumir de ser el único periodista de España en haber conseguido este grand slam, aunque sigue siendo con el hockey con el que más disfruta.

En ‘The Hail Mary’ conseguimos contactar con él gracias, entre otros, a Willy Bistuer, y él ha estado muy simpático respondiendo todas nuestras preguntas. En principio la entrevista era para una asignatura de la universidad, pero no ha puesto pegas en que se colgara aquí también. Un crack, vamos. Aquí tenéis la entrevista, y un link para que veáis un poco de su trabajo. Aparece explicando la nueva temporada de la NHL.

 

Moisés Molina, en un estudio de Digital+.

 

Pregunta. ¿Cómo fueron sus inicios en esto del periodismo?

Respuesta. Para serte sincero, no soy el mejor ejemplo. Yo soy periodista por vocación, por empeño mío. Llegué a España con 14 años, me convalidaron lo que tenía hecho en Canadá por el graduado escolar y rápidamente me puse a trabajar en algo que no era periodismo, pero siempre me mantuve en contacto con el deporte americano. En aquella época no existía ni internet ni los medios que hay ahora, y todo el dinero de la paga me lo gastaba en suscripciones a “Sports Illustrated” y a “Sporting News”, por mencionarte dos revistas. También gracias a la radio de la base de Torrejón me mantuve al día con lo que ocurría en cuanto a deportes en Norteamérica. A comienzos de los 90 me enteré de que Canal+ iba a tener su apertura por satélite en Canal Satélite Digital, y que compraba los derechos de las cuatro Majors. Yo me presenté un buen día allí en la Torre Picasso, que es donde estaba antes, y más o menos les dije que yo era su hombre, lo que buscaban (risas). Que al menos en hockey sobre hielo no necesitaban buscar más. Me dijeron: “Ah, ¿sí? Pues demuéstralo”, y me pusieron unos microcascos y una cinta de un partido de hockey. Nunca se me olvidará, era la final de la Stanley Cup de 1996 entre los Colorado Avalanche y los Florida Panthers. Retransmití un minuto y medio y me dijeron que vale, que ya me llamarían. Y efectivamente, me fui ese verano a Canadá, volví de Canadá de vacaciones y tenía un mensaje en el contestador, me llamaron y empecé a hacer hockey sobre hielo. De ahí comencé a hacer traducciones de guiones para programas, a partir de ahí empecé a hacer alguna narración suelta para la NFL, y el resto es historia.

P. Lo prioritario en su caso fueron los deportes, tenía claro que quería dedicarse a deportes más que al periodismo.

R. Sí, de hecho convertí mi hobby en mi profesión, se puede decir eso.

P. ¿Es verdad que cuanto más periodista te haces, menos fan eres? ¿Hay que perder un poco la pasión?

R. En el caso del hockey no me ha sucedido eso. Sigo siendo igual de apasionado que el primer día. En el caso del fútbol americano, quizás porque mi conocimiento, evidentemente, no es como el que tengo de hockey hielo, no conozco los entresijos del deporte como mi compañero Andrea Zanoni y me dedico más a la narración, y a ponerle pasión. No sin tener que informarme y documentarme, como es mi obligación antes de cada partido, con las alineaciones y noticias que rodean a los equipos en cuestión. Pero mi pasión por el hockey sigue siendo la misma que cuando era un chaval y patinaba sobre los lagos helados en Canadá.

P. ¿Cree que en los deportes minoritarios en España, como el hockey, es más importante hacer pedagogía o hay que dirigirse al público entendido que es el que en su mayoría nos va a sintonizar?

R. Un poquito de todo. Si te das cuenta, en nuestras narraciones, las que hacemos Josean Redondo y yo, que es mi compañero desde hace 15 años, comenzamos la temporada haciendo un poquito de pedagogía, como tú bien indicas. Pero luego, la verdad es que quieras o no, vamos hacia lo específico y hacia comentarios para gente que ya conoce el deporte. Es complicado, y decir deportes minoritarios… Defíneme deportes minoritarios aquí en España, donde sólo existe el fútbol para los mal llamados “periódicos deportivos”.

P. ¿Ha crecido el seguimiento de estos deportes en España?

R. Sin duda, a pesar del fútbol. No del fútbol en sí, sino de los medios que llevan el fútbol.

P. Hablando del tema, ¿cuál es su opinión sobre el panorama mediático del periodismo deportivo en España?

R. Mi opinión no es objetiva por pertenecer a un grupo como es el Grupo Prisa, y el Grupo Prisa es un grupo muy poderoso. El periodismo deportivo en general tiende a banalizarlo todo, también sucede en la prensa normal, pero en el periodismo deportivo se banaliza todo. Se habla de todo, se ha perdido la rigurosidad. Antes el ser riguroso era lo primero que tenía que tener un periodista. Eso se ha perdido a favor del banalismo, y de la anécdota, y la chirigota, y el comentario jocoso.

P. ¿Y del sensacionalismo quizás?

R. No necesariamente. Los comentarios que se hacen en esta casa, del deporte que se trate, bien o mal pero el que habla y se dirige a la audiencia tiene una base para hablar de ese deporte, y se puede decir que es un entendido en ese deporte. Sin embargo, estos deportes nuestros en una televisión generalista, como no los entienden, los desprecian. Esta es la manera del periodista de defenderse contra algo que desconoce. “Como lo desconozco y lo temo, porque no tengo ni idea, voy a reírme de ello.” Es lo que molesta al narrador de deportes minoritarios, como puedo ser yo.

P. En algunos medios estamos viendo que cada vez ponen más noticias de la NFL, pero son del tipo “el mataperros vuelve a sonreír” o el escándalo de Favre con los SMS.

R. Es como si en EE UU sólo hablaran de soccer para comentar lo que sucedió con los serbios en Génova hace dos días. Es lo mismo: “Como no lo conozco, voy a soltar esta chorrada, lo de la novia del jugador, o me quedo con el stick en la cara del jugador contrario o la pelea”. ¿Qué emiten las generalistas sobre hockey hielo? Las peleas.

 

Moi: "Compara con L'Équipe. Ahora en España sólo hay portadas de lo que piensa Ronaldo".

 

P. ¿Cuáles son sus referentes periodísticos?

R. De Norteamérica te puedo decir dos. Yo crecí viendo y escuchando al gran Howard Cosell. Para que te hagas una idea, le interpreta John Voight en la película “Ali” que protagoniza Will Smith. Howard Cosell era el anchorman, el que llevaba el timón del “Monday Night Football”, entre otras muchas cosas, y era íntimo amigo de Muhammad Ali. Esa es una de mis referencias. Otra es Danny Gallivan, que era uno de los comentaristas de la CBC canadiense los sábados por la tarde cuando yo me sentaba en el televisor a ver hockey sobre hielo.

Aquí en España lo mejor lo he tenido en el departamento de Sportmania. He aprendido de mis compañeros: Josean Redondo, Adolfo Barbero, Raúl Benito, Belén Ruiz, David Carnicero… Esta es la gente que para mí ha sido una academia. No solamente han sido y son compañeros, sino que son además amigos.

P. ¿No se debería potenciar el fútbol americano nacional a nivel mediático?

R. Evidentemente. Pero lo primero que necesita el fútbol americano nacional es una federación. Ahora son una asociación. Aquí estamos en contacto directo con Toni Velasco, que es el quarterback de los Osos de Rivas, y es un cámara nuestro y muy amigo mío. Obviamente, él te dirá lo mismo, que lo primero que hay que hacer es conseguir una federación, cosa por la que el Consejo Superior de Deportes no está muy por la labor, pero lógicamente debería aparecer más en los medios. Pero no sólo el fútbol americano, también el hockey sobre hielo nacional. Eso es evidente.

 


Moisés Molina ha desarrollado toda su carrera en Sportmania.

 

P. ¿Estos deportes minoritarios no tienen visibilidad en los medios porque no tienen aficionados o es al revés?

R. El caso está en que todas las portadas las acapara el deporte rey, para bien o para mal. Cógete As, Marca, El Mundo Deportivo o Sport y compáralo con L’Équipe. Yo recuerdo que cuando era más joven había portadas en As de Miguel Induráin, de ciclismo. Había portadas en Marca de baloncesto, de un Madrid-Barcelona de Copa del Rey o de la selección española y su éxito en Colombia’82. Había portadas de otro tipo. Ahora mismo sólo hay portadas de lo que piensa Ronaldo, de lo que piensa Messi y de la espinilla que le ha salido en el pómulo a CR7. Es así, pero porque es lo que interesa. Yo tengo amigos en As y he ido como corresponsal a Vancouver, de As, y la respuesta es: “Moi, si no voy con eso en la portada no vendo periódicos”.

P. ¿Cree que los Blackhawks en NHL y los Saints en NFL pueden repetir éxito este año?

R. No. Ninguno de los dos.

P. ¿Por quién apuesta?

R. Me gusta mucho Detroit. Me parece que Detroit en hockey ha hecho muy buen trabajo, y vuelven por sus fueros de hace 2 ó 3 años. Es el equipo con mejor organización en cuanto a gerencia en toda la NHL, los Detroit Red Wings son la sustancia del hockey sobre hielo en América. En cuanto al fútbol americano, no me aventuro. Es una auténtica locura. Como bien decía en su última entrada del blog en el As Mariano Tovar, es un caos. Y mejor para nosotros, porque está la liga emocionantísima, está preciosa.

Anuncios
01
Sep
10

Guía para seguir la NFL en TV (o internet)

A falta de poco más de una semana para que empiece la temporada regular de la NFL (¡sólo una semana!), cada uno de los aficionados ha elegido o está a punto de elegir una forma de seguir los partidos. Los hay que pagan por verlos, los hay que no; los hay que quieren ver 5 partidos a la semana mientras que algunos se conforman con ver el de su equipo; están los que prefieren verlo en español, y los hay a los que no les importa el idioma mientras sea en alta definición. ¿Cuál es la forma de ver partidos más adecuada para cada uno de nosotros? Aquí están las cinco maneras de seguir la NFL en España:

  • Digital+ – Es la forma clásica, pero también la más cara. Mediante Canal+ Deportes y Sportmania se ofrece una cobertura bastante buena, con unos comentarios excelentes a cargo de Moisés Molina y Andrea Zanoni. Aquí puedo patinar, pero me parece que se ofrecen del orden de cuatro o cinco partidos semanales. Hay muchas redifusiones. Lo mejor: Comentarios en castellano. Partidos en directo y múltiples redifusiones. Posibilidad de verlos en HD con el iPlus. Lo peor: El precio, mínimo 40€ al mes. Estar sujeto a los partidos que elija Digital+.

  • Sportmania – Es una variante muy interesante. No tenemos aquí Canal+ Deportes, pero podemos seguir prácticamente el mismo número de partidos contratando Sportmania en algún operador de TV. Lo ofrecen Imagenio de Movistar y OrangeTV de entre los más conocidos. Antes lo llevaba ONO, pero desde que se pelearon con Sogecable fue suprimido. Lo mejor: Podemos encontrar un paquete más barato que Digital+ y seguir el mismo número de partidos en redifusiones, o uno que incluya ADSL y teléfono por poco más. Lo peor: Hay menos directos. Lo mismo que Digital+, estar sujetos a los partidos que ellos elijan.

  • GamePass – El GamePass es una oferta de partidos en streaming por internet. Corre a cargo de NFL.com, la página oficial de la liga. Está destinada al extranjero, pero no por ello parece orientada a difundir el fútbol americano. Yo tengo la impresión de que está pensada para los ciudadanos estadounidenses que viven overseas, pero es una apreciación muy personal. El caso es que dispones de varios paquetes, con todos los equipos, o sólo el tuyo que elijas. Puedes ver los partidos en directo o desde archivo a la hora que quieras, durante toda la temporada, siempre en HD. Incluye el acceso 24 horas a NFL Network, el canal de la NFL, donde por cierto hacen unos documentales buenísimos. Además, puedes parar el partido, volver para atrás, seguir varios a la vez en multipantalla, escuchar los comentarios de la radio local o visitante y además, seguir NFL RedZone, que es una especie de Carrusel Deportivo en televisión, donde van saltando de un partido a otro. Estos son los precios: 215€ el pase Premium con todos los partidos de toda la temporada regular (más pretemporada). 155€ el pase para seguir todos los partidos de tu equipo. Sobre 54€ está el pase mensual, de 28 días, para seguir todos los partidos tanto en directo como los de archivo. El pase semanal vale sobre 19€. Lo mejor: Todos los partidos que elijas. Alta definición. Sin ataduras de horarios. Lo peor: Comentarios en inglés. Precio. Precio. Y… precio. Es una tomadura de pelo, y ni siquiera incluye los playoff. En este artículo de Rudeza Necesaria podéis leer una pequeña review sobre el tema.

  • Streaming P2P – Páginas como Rojadirecta, MyP2P, etc. No controlo muchas porque no he usado más. La calidad es penosa en general y dan muchos problemas de cuelgues, interrupciones, etc. Hay veces que da gusto, pero el Vikings-Saints de playoffs de enero fue un auténtico infierno, recargando cada 5 minutos, y luego con la intercepción de Favre, pero eso no fue culpa del streaming. Lo mejor: Puedes elegir el partido. Retransmisión en directo. Es gratis. Lo peor: Calidad ínfima. Los comentarios pueden salir en cualquier idioma, aunque generalmente son en inglés. Hay cortes y parones, dependiendo del tráfico y de tu ancho de banda.

  • Torrent – Bajar los partidos por torrent es otra opción muy interesante. Tenemos fuentes cercanas y muy fiables, como NFL-Media, que cuelga los partidos en definición estándar (SD, del inglés standard definition) y algunos en HD. La verdad es que en SD ya tienen una pinta increíble, y ocupan una cuarta parte. No obstante, si se van a ver en una televisión mediante cable HDMI o por USB, posiblemente compensa la alta definición. Lo mejor: Elección de partidos. Disponibilidad horaria. HD disponible. Lo peor: “Súperdiferido”, hay demora de uno o dos días desde que se celebra el partido. Se depende de alguien que los cuelgue. Los comentarios son en inglés.

Cada uno que escoja la suya, en mi caso una combinación de ellas. Soy estudiante, y la disponibilidad económica de la vida estudiantil elimina de un plumazo las 3 primeras opciones. Este año voy a confiar plenamente en los torrents o, si los dioses de internet lo permiten, algún partido en streaming. También viviré pendiente en el mes de diciembre de ver el precio del GamePass para los playoffs.