Posts Tagged ‘Todd Haley

29
Sep
10

A los que no se esperaba

Esta es la semana de hablar de Michael Vick (otra vez), del partidazo con prórroga entre los Saints y los Falcons, del batacazo de los Redskins o del alud de faltas que impidieron el 3-0 de los Green Bay Packers. Pero también se está hablando de los Kansas City Chiefs, y esto no es tan común. Una franquicia instalada en una dinámica perdedora no suele copar titulares a nivel nacional (de EE.UU.). Estamos en la semana 3 de la temporada regular de la NFL, y cuando quedan solamente tres equipos invictos, sorprende que los Chiefs sean uno de ellos (junto a Bears y Steelers).

Los Kansas City Chiefs fueron fundados en 1960 bajo el nombre de Dallas Texans. En 1962 consiguieron ser campeones de la AFL, y acto seguido se mudaron a Kansas City (Missouri). En el camino, perdieron lógicamente el nombre de Texans, y fueron rebautizados como Chiefs (Jefes). Según la versión oficial, se eligió este nombre en honor a los indios que vivieron un día en la zona, o como los llaman allí, los native american. Ganaron otro campeonato de la AFL en 1966, y tuvieron el “honor” de perder la primera Super Bowl de la historia frente a los Green Bay Packers. Tres años después conseguirían vencer a los Vikings en la cuarta edición de la finalísima, la última antes de la fusión AFL-NFL. Desde entonces no han asomado de nuevo por una Super Bowl, y sólo han ganado su división en 5 ocasiones, por última vez en 2003. La última aparición de los Chiefs en los playoffs fue en 2006, cuando perdieron en la ronda de Wild Card frente a los Indianapolis Colts. Desde entonces, los Chiefs han pasado su particular travesía del desierto, ganando sólo 10 de los últimos 48 partidos.

Así pues, empieza la temporada con el vago objetivo de mejorar. Es la segunda campaña del entrenador, Todd Haley, que consiguió doblar el año pasado las victorias de 2008 (de 2 a 4, que tampoco es ninguna gesta sobrehumana). Sin embargo, lo más importante en los Chiefs es que las cosas se han hecho en la senda apropiada, y se vislumbra un cambio de actitud palpable en todos los estamentos de la franquicia, desde los jugadores a los aficionados. Al menos eso se transmite en los partidos de casa. Llegar a una Super Bowl no es un objetivo a corto plazo, pero en una monográfica AFC Oeste, mejorar no es una utopía. Para ello se ha contratado este año al ex entrenador de Notre Dame Charlie Weis como coordinador ofensivo, para descargar de trabajo en el playcalling a Haley. La errática defensa fue remendada con unas cuantas piezas para la secundaria (Eric Berry, Javier Arenas) y un nuevo coordinador defensivo, Romeo Crennel. Así, tenemos un equipo que tiene toda la pinta de poder luchar de tú a tú con Raiders y Broncos, dos proyectos cuando menos “a la deriva”.

Llega el 13 de septiembre, y los Chiefs consiguen ganar a los Chargers y dar la campanada en el primer Monday Night de la temporada 2010. Son la sorpresa simpática y aparecen en todas partes. Llega la segunda semana, y vencen a unos Browns muy malos, que además han perdido a su QB titular en el primer partido (un tal Jake Delhomme). Pero es que llega la tercera semana, y ganan a los San Francisco 49ers, quienes parecían dispuestos a reverdecer viejas glorias en el nuevo curso. Los Niners se han quedado en nada según la prensa americana. Así que los Chiefs van 3-0. Pero, ¿por qué desprestigiar al que pierde y no alabar al que gana? ¿Por qué no les damos un poco de crédito a estos Chiefs?

De entre el grupo de franquicias en reconstrucción, que es como se le llama a los equipos malos en la NFL, hay dos grupos: los que hacen bien las cosas y los que dan palos de ciego. Entre estos últimos podemos encontrar a los Bills, los Raiders o los Browns. Hay otros que dan palos de ciego sin estar en reconstrucción, como los Vikings. Y después, están aquellos equipos que, aun a riesgo de hacerlo de forma lenta y a menudo desesperante, eligen la vía de construir un proyecto sólido, tomar decisiones coherentes, y sobre todo, mantenerlas contra viento y marea. Aquí podríamos encuadrar a los Lions, los Seahawks y los propios Chiefs. Pese al 4-12 que consiguieron, los Chiefs jugaron a algo el año pasado, y Haley ganó crédito como head coach. Quedaron últimos en su división, pero mantuvieron el bloque y rellenaron huecos donde otros han hecho borrón y cuenta nueva.

No digo que los Chiefs vayan a batir a los Chargers en su división. Ni siquiera creo que nadie lo esté pensando (aún). Tal vez son proyectos que van en direcciones opuestas, pero los de San Diego son hoy por hoy mucho más potentes que los de KC. No creo que vayan a conseguir más de un 50% de victorias esta temporada, pero se están haciendo fuertes en casa, y tienen un calendario relativamente sencillo. Quizás volver a la postemporada no sea una utopía.

Existe una expresión en castellano, que dice que “al saber lo llaman suerte”. Eso deben estar pensando en Kansas City al leer las crónicas de sus victorias.

Nota: Como advertiréis, no he nombrado apenas a los jugadores de los Chiefs. Quizás debería haberlo hecho, porque Matt Cassel o Tamba Hali son tan artífices de este inicio como el que más. Sin embargo, creo que el líder del proyecto merecía los méritos, al menos esta vez.